Benissa pone freno a las quejas y problemas de convivencia con un registro de casales festeros

Decenas de festeros disfrutan de un concierto de música en el centro de Benissa durante las fiesta de 2017. / LP
Decenas de festeros disfrutan de un concierto de música en el centro de Benissa durante las fiesta de 2017. / LP

El consistorio lleva adelante esta medida para evitar las reclamaciones vecinales, que han aumentado con la proliferación de peñas

B. ORTOLÀ BENISSA.

La proliferación de casales durante las fiestas de la Puríssima Xiqueta de Benissa en los últimos años ha creado cierto malestar entre muchos vecinos, especialmente a los que les toca convivir con uno de estos puntos de encuentro de los festeros. Se trata de una situación a la que el Ayuntamiento quiere poner freno. Para ello obligará al registró de estos locales, ubicados en bajos comerciales sin actividad, cocheras o casas deshabitadas situados, principalmente, en el centro urbano. Será un requisito indispensable, «la peña o grupo de amigos que no registre su casal, no podrá abrirlo durante las fiestas».

Con esta medida, apuntan desde el consistorio, pretenden «evitar la creciente controversia con los vecinos que provocan las actividades de las peñas». Según el concejal de Fiestas, Domènec Miralles, «cada año se abren más casales y es necesario iniciar esta regulación con el registro de las peñas, avanzándonos a posibles problemas de convivencia ciudadana, seguridad o higiene».

Otro de los motivos por el que quieren regular esta situación es aumentar el control sobre los jóvenes menores de edad y «evitar conductas irresponsables que puedan ser perjudiciales para su propia persona».

Las peñas que no cumplan con la inscripción y las normas no podrán abrir el local

Pero no todos los locales podrán ser catalogados como casal. Los recintos deberán cumplir unos requisitos mínimos de habitabilidad. «Todos deberán contar con un aseo en condiciones, así como ventilación, luz eléctrica y agua corriente», indicó el responsable de Fiestas. El personal del Ayuntamiento será el encargado de valorar si cada local cumple con las premisas. Además, cada peña deberá contar con su correspondiente registro en la Oficina de Atención Ciudadana (OAC). En los datos de la inscripción también deberá constar el número de integrantes. Y, en el caso de que éstos sean menores, tendrán que estar supervisados por una persona mayor de edad. En estos casos, el consumo y almacenamiento de alcohol quedará totalmente prohibido.

La conducta de los festeros también estará mucho más controlada. Miralles explicó que hasta la pasada edición de los festejos no existía ningún tipo de registro oficial ni tampoco un control de la actividad en los locales. Según el edil, la gente podía pasarse gran parte de la noche en los casales con la música encendida. Ahora se ha marcado un horario y «a partir de las 2.30 horas de la madrugada deberán apagar la música, así como reducir el volumen de la fiesta para respetar el descanso de los vecinos». También se pondrá especial atención al posible consumo de drogas y sustancias estupefacientes en el interior de los locales. «Se trata de actuaciones que están prohibidas», indicó el edil.

Novedades

Los festeros de 2010, 2000 y 1977 han conseguido reunir un total de 372.177 euros, 80.000 de ellos del Ayuntamiento, para confeccionar la programación que arrancará este sábado. Será con el pregón en la Iglesia Parroquial, que correrá a cargo de José Bernardo Orihuel Garcia, conocido en el municipio como 'Pepo'. El viernes 20 será el día de la coronación; y el sábado 21, llegará la ofrenda y la actuación de Efecto Pasillo.

Entre las novedades para esta edición, apuntó ayer la presidenta de la comisión de fiestas, Silvia Gandia, está la celebración del 'Gran Prix' el martes 24, día de los Fadrins.

Otra novedad será el cambio de ubicación del tradicional Pregón del Riberer, el lunes 23 de abril, que este año se traslada al interior de la iglesia. También habrá modificación del horario del correfoc del Dia dels Fadrins. Domènec comentó que han decidido adelantarlo a las 23.30 horas «para conseguir una mayor participación de los vecinos». Ese mismo día tocarán grupos comarcales como Reacció y Smoking Souls en la Nit de Rock, junto a Desakato, Atupa o Plan B. Al día siguiente, el miércoles 25 de abril, se iniciarán los festejos taurinos que terminarán el sábado 28, día en que las diferentes quintadas se reúnen entorno a la paella gigante.

Fotos

Vídeos