Benissa intensifica el control por el abandono de podas y excrementos de perros

El Ayuntamiento recuerda que hay sanciones de 300 euros por el vertido ilegal y de 100 por no recoger las heces de los canes

REDACCIÓN BENISSA.

El ejecutivo ha intensificado su actividad para el control y detección de aquellos ciudadanos responsables del incremento del abandono de podas y de no recoger los excrementos caninos en la vía pública y parques del municipio.

Según apuntaron desde el consistorio, el inicio de varios expedientes sancionadores por el vertido ilegal de restos de podas vegetales y excrementos caninos, «pone de manifiesto la voluntad de esta corporación de actuar con contundencia frente a uno de los problemas más denunciados por los vecinos y que mayor malestar genera a todos los que viven o visitan Benissa». Concretamente, las sanciones son de 300euros en el primer caso (vertido ilegal) y de 100 euros en el segundo (no recoger los excrementos de mascota).

El ayuntamiento, que ya solicitó la colaboración vecinal, va a intensificar sus esfuerzos por detectar y aplicar las ordenanzas municipales a los individuos que de manera incívica, continúan haciendo oídos sordos a los llamamientos que en este sentido se realizan.

Desde el consistorio recuerdan que para ubicar restos de poda existen tres puntos verdes, situados en la Urbanización Altamira (calle Magnolia), Montemar (calle Gafarró) y San Jaime (avenida San Jaime). También existe el ecoparque, en el Polígono Industrial de La Pedrera. Para otra información hay que llamar al 96 573 35 97.

Fotos

Vídeos