Benissa dedica un plaza a dos brigadistas internacionales

Juanita Kaiser en un momento de su discurso. / LP
Juanita Kaiser en un momento de su discurso. / LP

Juanita Kaiser, nacida en el municipio en 1938, protagonizó la inauguración de este espacio denominado en honor a sus padres

R. B. BENISSA.

El municipio de Benissa rindió homenaje a la enfermera Dora Haut y al médico Hans Kaiser, que prestaron voluntariamente sus servicios en el Hospital militar de convalecencia de las Brigadas Internacionales de la localidad. Para ello inauguraron una de las plazas de la localidad con sus nombres, que es ya uno de los pocos monumentos en tierras valencianas que honran la memoria de los brigadistas.

Al emotivo acto asistió la hija de la pareja, Juanita Kaiser, nacida en Benissa en el año 1938, que aseguró sentirse «honrada por este tributo a mis padres, quienes siempre me dijeron que esos años fueron los más útiles e importantes en sus vidas, por el hecho de poder combatir el fascismo». Otro de los presentes en el acto de homenaje fue Henri Plomik, otro hijo de brigadista internacional polaco y judío, y de una enfermera española, que fue invitado por el Casal Cultural de Benissa, entidad promotora del acto. Uno de sus representantes, Robert Llòpis, señaló que los vecinos todavía recuerdan a la enfermera y al doctor, «lucharon sin armas, cuidando la salud de muchos brigadistas».

Por supare, el alcalde de la localidad, Abel Cardona, equiparó la importancia de los dos brigadistas con la impronta que dejaron en Benissa. Según el primer edil, «es una esencia que ha quedado latente en nuestra sociedad y lo vemos, todos los días, en la gente que lo deja todo para irse a otros países para ayudar a personas refugiadas que huyen de conflictos bélicos inacabables». Y afirmó que «vemos el espíritu de los brigadistas cada día en la gente que lucha por la libertad y la igualdad de las mujeres, y también se enfrenta al terrorismo machista, en definitiva, que trabaja por un mundo más justo y más libre».

Fotos

Vídeos