Benissa alerta a los inversores de que rechazará proyectos que atenten contra el medio rural

La corporación municipal de Benissa durante la celebración de la última sesión plenaria. / LP
La corporación municipal de Benissa durante la celebración de la última sesión plenaria. / LP

El ejecutivo y el concejal no adscrito, Isidor Mollà votan en contra del DIC para construir un aparcamiento y un camping y dan vía libre a que se haga un hotel

B. ORTOLÀ BENISSA.

El equipo de gobierno de Benissa y el concejal no adscrito, Isidor Mollà lanzaron un claro mensaje a los inversores que pretenden desarrollar proyectos en este municipio: el suelo rural es de vital importancia y quien quiera construir en él debe tener muy presente el entorno natural. Así se demostró el martes al tumbar en el pleno, con los votos del gobierno tripartito (Reiniciem, PSPV y Compromís) y Mollà, la Declaración de Interés Comunitario (DIC) de dos proyectos que se pretendían desarrollar en suelo no urbanizable. Se trata de una zona de campamento turístico en la partida de Benimallunt y un aparcamiento para caravanas en la zona de Berdica.

A pesar de rechazar las dos propuestas, el edil de Urbanismo, Manuel Juan, aseguró que la intención del ejecutivo local «no es desanimar a los inversores que llegan a nuestra localidad, queremos que sus proyectos se adecuen a nuestra línea y no atenten contra el medio rural de Benissa».

En el primero de los casos, el ejecutivo local rehusó la utilización de cerca de 76.000 metros cuadrados para ubicar un total de 75 bungalows de madera y 216 parcelas de camping, además de otros dos recintos para albergar un supermercado y un negocio de restauración. Según explicó Manuel Juan, el informe confeccionado por los técnicos municipales era desfavorable al proyecto «por el impacto ambiental que produciría, ya que no se integraría paisajísticamente al transformar el 90% del suelo de la zona».

Juan añadió, además, que existen otros puntos en el planeamiento incompatibles con la línea del ejecutivo local. Según el edil de Urbanismo, «la normativa local prohíbe la construcción de edificaciones con madera, los bungalows no se podrían instalar».

El aparcamiento planificado para albergar caravanas en la zona de Berdica presenta los mismos problemas, «el impacto visual incompatible con los valores medioambientales que caracterizan al municipio», remarcó el edil. Al parecer, el proyecto, que en un principio se describía como una zona de invernaje para los vehículos, remarcaba la necesidad de instalar fuentes de energía eléctrica, entre otras demandas «inviables con los valores paisajísticos de Benissa», aseguró el concejal. Además, este aparcamiento se situaba en una zona elevada, que los técnicos calificaron de forma negativa.

A pesar de haber rechazado ambas propuestas, Juan recordó que la última palabra la tiene la Generalitat, «es la que tramita este tipo de licencias cuando se trata de una posible obra en una zona no urbanizable, el consistorio tan solo emite un informe favorable o desfavorable». Aunque reconoció que el documento redactado por el ayuntamiento «tiene bastante importancia».

A pesar de dar su apoyo al gobierno local, Isidor Mollà apuntó que sería conveniente ofrecer a la parte inversora la posibilidad de estudiar otras ubicaciones en el término municipal para las mismas propuestas, «para fomentar la creación de puestos de trabajo, potenciando además Benissa como un destino turístico». Algo que, según el concejal de Urbanismo, el consistorio benissero «tiene claro». Juan aseguró que están abiertos a recibir alternativas por parte de la empresa «si cumplen con los requisitos y respetan el entorno no tendrán problemas».

Según el concejal, así sucedió con la tercera propuesta presentada y que se debatió en el pleno, la construcción de un pequeño hotel rural en la partida de Binyent, cuyo DIC fue aprobado por el pleno con los votos del gobierno y el edil no adscrito.

El complejo contará con cinco habitaciones y estará dedicado a terapias de relajación. El edil comentó que el ejecutivo local lleva trabajando desde hace más de año y medio con la empresa para «conseguir que el proyecto cumpla con la normativa, los técnicos municipales hicieron una serie de recomendaciones, que también pueden hacerse en otras propuestas».

Fotos

Vídeos