Bartolomé Buigues Oller: «Me honran con este reconocimiento de Hijo Predilecto de Teulada»

El actual obispo de Alajuela, en Costa Rica, aseguró que «siempre he trasladado los valores de mi pueblo allá a donde he ido»

B. ORTOLÀ TEULADA MORAIRA.

«Me honran con este reconocimiento de Hijo Predilecto de Teulada que me hace mucha ilusión». Así agradeció Bartolomé Buigues Oller ayer, durante un pleno extraordinario, su nombramiento, por unanimidad, «por toda una vida dedica a la solidaridad, a su incansable trabajo educativo y humanitario, así como por su trabajo a la formación, convivencia y lucha por la dignidad de las personas», apuntaron desde la corporación municipal.

Acompañado de familiares y amigos, el religiosos terciario capuchino recibió el calor de sus vecinos y del ejecutivo local en el salón de plenos teuladina. Buigues agradeció a la corporación municipal su nombramiento, «es una distinción que me emociona, me da mucha alegría que mi pueblo piense en mí». El religioso remarcó su sentimiento hacia su municipio porque «he nacido, vivido y asumido los valores de este pueblo, que después he trasladado siempre allá donde he estado. He intentado ser siempre embajador de Teulada». Palabras, estas últimas, en las que coincidieron los miembros de la corporación municipal. El alcalde, Carlos Linares, ensalzó la «figura humana y el proyecto de vida de Buigues, dedicado a la ayuda de los demás, especialmente con los jóvenes».

Según destacó el primer edil, «es un orgullo para todos los teuladinos contar con una persona como la que hoy rendimos homenaje, porque es un embajador de nuestros valores, donde inculcó en su forma de ser la esencia de su pueblo».

Para el portavoz de Movimiento Red, Jordi Martínez, el nombramiento de Buigues «es un momento glorioso para la historia de Teulada, teníamos la responsabilidad de llevarlo a cabo». Además, calificó al religioso de la orden capuchina como «una persona, sencilla, cercana, humana y que ayuda a construir un mundo mejor».

El portavoz del grupo socialista, Adrián Llobell, remarcó la relevancia de la figura de Buigues, pues «es el máximo reflejo de la solidaridad, un valor esencial para que para que funcione la sociedad». Según Llobell, la acción humanitaria del religioso teuladino «garantiza los valores, derechos y libertades establecidos en la declaración universal de los derechos humanos, necesitamos personas como él para conseguir un mundo mejor».

Por su parte, el portavoz de Compromís, Francesc Lluís Llobell aseguró que el reconocimiento «es merecido por todo lo que aporta a nuestra sociedad. Es un referente y ejemplo a seguir por todos los teuladinos».

Nacido el 7 de marzo de 1963, Bartolomé Buigues fue nombrado recientemente obispo de Alajuela, Costa Rica, el primer religioso terciario capuchino en los 129 años de historia de la congregación. A ella entró en el año 1974 y en abril de 1989 fue ordenado sacerdote en Torrent. Además del país costarricense, ha ejercido su ministerio en Chile, Bolivia y República Dominicana y dentro de la provincia Amigoniana del Buen Pastor, a la que pertenece desde 1992. También ha sido superior provincial entre los años 2010 y 2013, así como secretario provincial, vicario provincial, consejero provincial, prefecto de postulantes y novicios y responsable de la pastoral vocacional y de la formación. También ejerció como consejero general de la congregación entre los años 2007 y 2010.

Segundo nombramiento

Tras los breves parlamentos de los miembros de la corporación, Buigues recibió la condecoración de manos del primer edil y recibió las felicitaciones de sus familiares y amigos. También lo hizo el sacerdote misionero teuladino Vicente Berenguer, quien hace unos años también recibió el mismo reconocimiento que Buigues, «por su labor en humanitaria que ejerce en Mozambique».

Más

Fotos

Vídeos