Los alumnos de La Xara inician las clases un curso más en barracones a la espera del nuevo colegio

El inicio de las clases en el colegio Montgó de Dénia, con la presencia del edil de Educación. / R. González
El inicio de las clases en el colegio Montgó de Dénia, con la presencia del edil de Educación. / R. González

El concejal de Educación de Dénia confía en que la cesión de la segunda parcela se haga en los próximos días y las obras empiecen en un mes

R. GONZÁLEZ/R. C. DÉNIA.

Alrededor de 130 escolares comenzaron un año más las clases en la entidad local menor de La Xara en un colegio conformado íntegramente por barracones mientras esperan que pronto empiece a construirse el nuevo centro. Llevan en aulas prefabricadas desde principios de 2009 y la intención inicial de conselleria, según su planificación, era acometer las obras en el segundo semestre de 2016, pero los plazos se han demorado.

El concejal de Educación de Dénia, Rafa Carrió, explicó ayer durante la presentación del nuevo curso, que tuvo lugar el dianense CEIP Montgó, que confía en que en el último trimestre del año ya se puedan ejecutar los trabajos. Según detalló, en los próximos días se formalizará la cesión de la segunda parcela. El edil recalcó que la conselleria ya ha aprobado el proyecto básico del colegio de La Xara y que ahora se va a presentar el de ejecución, por lo que las obras podrán empezar en un mes.

Respecto al retorno a las aulas, Rafa Carrió comentó que se había caracterizada por la normalidad. En este curso hay matriculados 5.448 alumnos en Primaria, Secundaria y Bachillerato en los cinco centros públicos de la ciudad, los tres concertados, el público y los dos de La Xara y Jesús Pobre. Este último con unos 60 estudiantes. En cuanto a las cifras de matriculación, el regidor reconoció que ha experimentado un descenso de 200 niños en Infantil y Primaria, hasta quedarse en 3.536, mientras que en Secundaria se había incrementado en un centenar. El edil también recordó que este año todos los colegios públicos, excepto Les Vessanes, ofrecen jornada continua.

Otros centros educativos con barracones son el CEE Raquel Payá, con tres prefabricadas en las se ofrecen talleres, y el IES Maria Ibars, que tiene cuatro, pero que no están asignadas a ningún grupo concreto sino que se usan para asignaturas optativas, desdobles o refuerzos, según su director, Pepe Toni Server. En este último centros los ciclos formativos más demandados han vuelto a ser los de cocina, gestión administrativa y automoción, que incluso presentan listas de espera.

Xàbia

Las clases también dieron comienzo con normalidad en Xàbia para 2.862 niños y adolescentes. Allí el alcalde, José Chulvi, visitó el CEIP Port junto con las concejalas de Educación, Montse Villaverde, y de Servicios, Kika Mata. Los representantes municipales pudieron comprobar de primera mano las obras de mantenimiento y mejora que realizaron durante el verano, como la renovación de pintura de interiores y vial, así como la reforma de la acera principal del colegio, a petición del AMPA. Esta intervención está encaminada a hacer más seguro el paso de escolares, padres y madres.

Durante su estancia aprovecharon para ver unos de los proyectos singulares del centro, un huerto en el que alumnos plantan sus propias hortalizas.

Chulvi recalcó que los centros de Xàbia son «una perfecta muestra de nuestra sociedad: espacios integradores y diversos en los que aprendemos a ser mejores con la ayuda de los demás y en los que todos tenemos algo bueno que aportar».

Por centros, el colegio Arenal es el que más alumnos tiene, con 446 matriculados. Le siguen el Vicente Tena con 427 y el Graüll con 403, que además cuenta con seis barracones en sus instalaciones. En cuanto a Secundaria, se matricularon 881 estudiantes en el IES Antoni Llidó, el IES Número 1 y el María Inmaculada.

En el municipio de Pego fueron alrededor de 1.400 los alumnos que empezaron las clases. Para este curso, el ayuntamiento ha dotado a todos los centros del sistema LifeVac, un dispositivo para prevenir atragantamientos. Esta semana se llevará a cabo en el Carolina Sala los cursillos de formación para explicar su funcionamiento.

En Benitatxell, 262 alumnos volvieron a las aulas del CEIP Santa María Magdalena. A la espera del cierre definitivo de la matrícula, se mantiene el número de alumnos de años anteriores sin alterar la configuración de los grupos. El centro escolar se ha sumado a la implantación de la jornada continua, que comenzará a aplicarse en el presente ejercicio, con lo que las clases se concentrarán en horario de nueve a dos, aunque habrá un programa de actividades extraescolares preparado por la concejalía de Educación.

Asimismo, el colegio incorpora el programa plurilingüe A para los niños de 3 años. La plantilla de docentes estará formada por 24 maestros.

También los pacientes pediátricos ingresados en el Hospital de Dénia ya tienen disponible el Aula Pedagógica. Se trata de un espacio en el que se proporciona atención educativa a los niños ingresados.

Fotos

Vídeos