Alberto Ferruz y Kiko Moya iluminan Dolia en el Auditori Teulada Moraira

Los cocineros Alberto Ferruz y Kiko Moya durante su intervención en la nueva edición de Dolia. / LP
Los cocineros Alberto Ferruz y Kiko Moya durante su intervención en la nueva edición de Dolia. / LP

Los cocineros, con cuatro estrellas Michelin, ofrecieron un menú conjunto en el que mezclaron la gastronomía de costa y el interior de la provincia

R.T. TEULADA.

Los cocineros biestrellados Alberto Ferruz y Kiko Moya compartieron el protagonismo con la uva moscatel de Teulada Moraira en la VII Muestra de Enoturismo y Gastronomía Dolia, celebrada el pasado sábado en el Auditori Teulada Moraira. El certamen gastronómico reunió, por primera, vez a cuatro estrellas Michelin para presentar, primero por separado y posteriomente de forma conjunta, una serie de creaciones culinarias con moscatel de Alejandría y cítricos valencianos. Ambos aportaron a esta nueva edición de Dolia las características de la gastronomía del entorno que les rodea en su trabajo, el mar Mediterráneo, y las montañas del interior de Alicante.

Moya confeccionó unas 'Farinetes de arroz, arrope de moscatel y uvas pasas' Una creación, comentó «cargada de tradición, pero a la vez muy revolucionaria», en el que se pudo ver las múltiples posibilidades que tiene un grano de uva en la cocina desde escarchada, osmotizada, en salmuera, hasta convertirse en arrope.

Por su parte, Alberto Ferruz recreó en sus platos la esencia del Mediterráneo armonizado con uva de moscatel y cítricos y con un ingrediente esencia el sol, «tan primordial en todo lo que preparamos en nuestras cocinas y en la manera de comportarnos. Antes cuando cocinaba en París mis platos eran grises y ahora, a las orillas del Mediterráneo son como un cuadro de Sorolla», subrayó Ferruz. Para ello, elaboró tres suculentos platos en exclusiva un 'Tartar cítrico con pescado de descarte y reposado en agua de mar', 'Lecha embarrada en fondo anaranjado' y 'Crema de moscatel de Alejandría con helado de corteza de limón valenciano'.

El cocinero consiguió pintar en sus creaciones esa esencia de la cocina vanguardista con la mirada puesta en la tradición y en el trabajo que hay detrás, los productores locales, tanto en lo referente a los productos de mar como de la tierra. «De ahí que utilice la lecha, pescado humilde, que marinamos con agua de mar, le añadimos una molienda de pasas secadas en el jardín del restaurante y hacemos una forma de flor con homenaje a la tierra», dijo. Como broche de oro, se desarrolló el dueto que protagonizaron los dos chefs, recrearon la cocina de costa con la de interior a través de una 'Ventresca de atún madurada, jugo de pescado azul y contrastes de cítricos'.

El mejor bartender

En esta nueva edición de Dolia también participó el mejor bartender de la Comunitat Valenciana y presidente de la Asociación Barmans CV, Iván Talens, quién confeccionó tres cócteles. Talens sorprendió con una propuesta innovadora, tres cócteles que pasaron al estado sólido 'Un agua de valencia en texturas', 'Palomitas de mojito', en el que se pudo observar cómo un cóctel veraniego se transformaba a hidrógeno líquido y un original 'Virgin piña colada, piruletas heladas al teppan nitro' para los más pequeños.

En el apartado de Dolia Kids María Querol, participante en MasterChef Junior 3, y el divulgador científico, Manuel Toharia fueron los encargados de enseñar las virtudes de la gastronomía de la zona a los más pequeños con la confección de platos con ingredientes tan originales como la medusa.

En el mismo escenario de la zona ajardinada, Dolia abrió la ventana denominada 'Territorio Gastronómico', donde se homenajeó con varias acciones al producto, productores y artesanos, entre las que no faltó un 'Maridaje Esencia'.

Fotos

Vídeos