El PP acusa al gobierno de Ondara de incumplir con las ayudas a la Residencia

Fachada principal de la Residencia Virgen de la Soledad en Ondara. / LP

El edil popular afirma que la entidad está al borde la quiebra y el ejecutivo trabaja en una auditoría que determinará el estado de las cuentas

J. CORTÉS ONDARA.

«La política aplicada por el equipo de gobierno actual ha dejado al borde de la quiebra a la Residencia Nuestra Señora de la Soledad». Esta fue la crítica que esgrimió ayer el grupo popular de Ondara después de «que el gobierno no cumpliera con las subvenciones aprobadas».

Estas palabras tuvieron eco de inmediato en el alcalde de Ondara, José Ramiro, quien consideró «precipitada» la crítica de la oposición y respondió con que «se está haciendo una auditoría para determinar si está en quiebra o no, así como el efecto producido tras 14 años de mandato popular».

Javier Lozano, portavoz del PP , explicó ayer que la formación PSPV-Compromís no ha cumplido con la subvención de una cantidad de 65.000 euros aprobada en 2016 que se destinaría a la Residencia Nuestra Señora de la Soledad. Aunque el primer edil, José Ramiro, afirmó que el gobierno de Ondara se encuentra en estos momentos realizando tareas contables para averiguar el estado de solvencia del centro de día, por lo que «las palabras del grupo popular no son adecuadas».

Las «deficiencias» del actual gobierno numeradas por Javier Lozano abarcaron también otras materias. El PP describió como «gasto innecesario los más de 15.000 euros» que el departamento de Comunicación invertirá en los carteles publicitarios de las farolas del pueblo. «Este gasto ya estaba cubierto de manera gratuita» a través de un acuerdo establecido entre «el gobierno actual y la empresa publicitaria», añadió Lozano.

El munícipe de Ondara rebatió el argumento de los populares y apuntó que van a ser 12.000 euros, en lugar de «más de 15.000», y que provienen de la cantidad restante de la campaña en publicidad y promoción de 2016. Además, matizó que el ejecutivo no está interesado en mantener el acuerdo con la empresa mencionada por el Partido Popular porque su intención es «transmitir culturalmente unos valores».

La crítica por parte del PP prosiguió conque «el equipo de gobierno se está burlando de los ciudadanos». En este sentido, Ramiro indicó que «resulta extraño que no hayan tenido en cuenta en estas acusaciones las medidas que estamos tomando como la rebaja del IBI, la tasa de basura, el ajuste de tasas para los bares y restaurantes o la mejora de la circulación alrededor del Prado.»

El primer edil insistió «en que el tiempo traerá consigo la razón y que desmentirá los fundamentos de la oposición». Por el contrario, desde el PP se argumentó que «hasta ahora el gobierno está siendo y está demostrando ser un gobierno sin ideas, sin liderazgo y sin rumbo».

Fotos

Vídeos