EL ABORDAJE DE LA CRONICIDAD

La atención a las personas con enfermedades crónicas supone uno de los mayores retos a los que se enfrentan los diferentes sistemas sanitarios de los países occidentales en el siglo XXI. El aumento progresivo de la esperanza de vida sitúa a España en segunda posición, detrás de Japón. Esto se traduce en un porcentaje elevado de personas que viven con una o múltiples enfermedades crónicas, con necesidades asistenciales en aumento, polimedicados y con altos niveles de dependencia. Todo ello obliga necesariamente a una reorientación de los sistemas sociosanitarios para poder ofrecer soluciones integrales.

El envejecimiento en sí mismo no es la causa del aumento del gasto sanitario sino los problemas de salud crónicos y la discapacidad y dependencia que se producen en edades avanzadas. Se calcula que las enfermedades crónicas son la causa del 80% de las consultas de atención primaria. Según los datos de la Encuesta de Salud de la Comunidad Valenciana de 2010 (ESCV 2010) el 78,6% de la población entre 65 y 74 años padece algún tipo de enfermedad crónica. Los problemas de salud crónicos más prevalentes son la diabetes, los niveles de colesterol elevados, la hipertensión, los problemas degenerativos, como la artrosis, los dolores de espalda, el insomnio y ciertos trastornos psiquiátricos como la depresión.

El modelo sanitario actual está orientado fundamentalmente al abordaje de los problemas de salud agudos, proporcionando una atención episódica y fragmentada a los pacientes crónicos que, por el contrario, requieren un abordaje integral, asegurando la continuidad asistencial, priorizando las soluciones comunitarias e incorporando la atención primaria y el domicilio como ámbitos centrales de la provisión de servicios, contando con el apoyo de las unidades hospitalarias especializadas que trabajen en estrecha colaboración con los equipos de salud comunitarios.

En este sentido el Departamento de salud de Dénia apuesta por una reorientación de los recursos sanitarios para adaptarse al reto de responder a las necesidades de los pacientes crónicos y, en especial, de los más complejos, con elevadas necesidades de cuidados asistenciales y altos niveles de dependencia.

Fotos

Vídeos