«Abierta la puerta a los depredadores urbanísticos»

Expertos urbanistas explicaron que la nulidad del Régimen Urbanístico Transitorio tiene dos tipos de consecuencias: una urbanística y otra económica. La primera «lleva a una incertidumbre total que desemboca en la segunda: la desconfianza económica y afecta a todas las familias de la ciudad, por lo que se trabaja mejor en localidades como Xàbia o Pedreguer». Es más, alertaron de que el hecho de que se vuelva

al Plan General de 1972 deja «la puerta abierta a los depredadores urbanísticos y especuladores». Otros comentaron que, con la ley en la mano, en estos momentos el hecho de que el ayuntamiento conceda o no licencias depende de la «voluntad política de nuestro ejecutivo».

Fotos

Vídeos