Las Provincias

La Diputación inicia las obras de revitalización de La Manzanera de Calp valoradas en 469.000 euros

César Sánchez y Bernabé Cano durante su visita a La Manzanera. :: LP
César Sánchez y Bernabé Cano durante su visita a La Manzanera. :: LP
  • El proyecto contempla la mejora de calzadas y aceras, la renovación del alumbrado público y la adecuación de dos zonas verdes

El municipio de Calp ya tiene luz verde para iniciar la revitalización de la partida La Manzanera, en la Zona I. Se trata de un proyecto impulsado por la Diputación de Alicante que contará con una inversión de 469.050 euros, de los cuales el gobierno provincial financiará el 65%, 304.882 euros. El resto correrá a cargo del consistorio.

La actuación contempla la adecuación de las aceras de la zona a la normativa de accesibilidad, por lo que se ampliarán a un ancho mínimo de 1,5 metros. También mejorará el saneo de las calzadas y se renovará el alumbrado público en las calles 1 y 7. Además, se adecuarán dos zonas verdes ubicadas en la zona 4 que en la actualidad se usan como aparcamiento. Las mismas se delimitarán con muros de mampostería y se llevará a cabo la preinstalación de alumbrado público, la conexión con la red de agua para riego y la colocación de bancos y papeleras. Ayer tuvo lugar la firma del acta de replanteo que dará inicio a las obras y en la que estuvo presente el presidente de la Diputación de Alicante y alcalde de Calp, César Sánchez, junto al diputado de Planes de Mejoras a Municipios, Bernabé Cano, el concejal Manuel J. Cabrera y los técnicos.

Según comentó Sánchez, se trata de una actuación «muy importante ya que vamos a mejorar la calidad de vida y el bienestar de los vecinos de una zona en la que vive mucha gente y que no está en las mejores condiciones, principalmente en tema de iluminación y seguridad» y ha añadido que es «una zona muy atractiva desde el punto de vista cultural y arquitectónico, con edificios en los que se trabaja desde el Ayuntamiento para su declaración como BIC».

El presidente recordó que desde el consistorio se está trabajando en la rehabilitación urbana «para dar calidad a la urbanización y en la rehabilitación del Club Social, al tiempo que se realizan gestiones para que se apruebe la declaración de Bien de Interés Cultural de los edificios diseñados por el arquitecto Ricardo Bofill en los años 70, entre ellos ese club y los edificios Xanadú y Muralla Roja.