Las Provincias

El juvenil del Dénia consigue un meritorio empate ante el Villarreal en El Rodat

  • El equipo groguet pudo haberse llevado la victoria, pero la falta de puntería ante el marco castellonense lo impidió

El juvenil del Dénia logró un meritorio empate a uno en su duelo ante el Villarreal, disputado en el Rodat. Este mítico campo volvió a registrar una gran entrada, con una afición claramente volcada con sus jugadores.

En el arranque del choque, ambas formaciones se mostraron muy cautelosas, apenas arriesgaba en la salida del balón y todo el juego se desarrolló en la parcela central. Los chicos que dirige Guillermo Santosjuanes buscaron la forma de hacer daño a la defensa rival con balones a las espaldas de los defensores. Una complicada manera de llegar al área del Villarreal, ya que en este tipo de pelotas fueron los defensores quienes llevaron toda la ventaja.

A los diez minutos de juego un saque de banda ejecutado por un jugador visitante se convirtió en el primer gol de la tarde. Morante batió al cancerbero Miguel. Este gol provocó cierto nerviosismo en los locales.

El equipo visitante intentó sentenciar pero la defensa dianense estuvo atenta. Poco a poco, el Dénia se fue serenando en su juego y comenzó a tener mayor profundidad. La mejor ocasión para los groguets fue en el lanzamiento de un golpe franco en la corona del área que se estrelló en la misma cruceta de la portería del Villarreal. Posteriormente en un balón a la espalda de la defensa, Quique Sirerol ganó muy bien la posición al central y ante la salida del portero le picó el balón con la mala suerte que este se estrelló en el poste.

En la reanudación, Santosjuanes buscó más orden en su equipo y dio entrada a Diego. El Dénia se hizo con la posesión de la pelota. Con más empuje que fuerza, el equipo local fue encerrando a un rival que renunció a su juego ofensivo. Los minutos fueron pasando y pese a los intentos dianenses el gol no llegaba, hasta que a falta de diez minutos para llegar al final Quique Sirerol, con un hábil y sutil remate acertó en batir la portería visitante. Tras el empate, los locales aupados por los gritos de ánimo de la afición intentaron culminar una remontada que no llegó.