Las Provincias

Las fallas de Dénia se preparan para 2018 con once nuevos presidentes

fotogalería

Las falleras mayores de Dénia con los nuevos presidentes. :: T. Calvo

  • Más de la mitad de los máximos cargos de las comisiones para el ejercicio que comienza ya tienen experiencia en ese puesto

La cremà de los monumentos, en la madrugada del domingo al lunes, puso el punto final a las Fallas de Dénia de este año y al mismo tiempo supuso el punto de arranque para el nuevo ejercicio de 2018. Y no pudo hacerlo de mejor manera ya que las once comisiones de la ciudad presentaron a sus nuevos presidentes, más de la mitad de ellos con experiencia en ese cargo.

En Oeste, el distrito vencedor en sección Especial, tomará las riendas Vicente José Montaner, que será el máximo representante en el 70 aniversario de la comisión vaquera. Será un reto muy especial para él, que lleva casi dos décadas formando parte de ella.

Esteban Arnau tomará las riendas en Centro, mientras que Manuel Marco Llorca vuelve a ser presidente de Baix la Mar, al igual que ya lo fuera en 2009. Regresa con mucha ilusión y ganas de que la comisión marinera vuelva «al puesto donde tenemos que estar». Y la falla París Pedrera estará encabezada por Juan Carlos Molina.

Dentro de la sección Primera, Manuel Márquez ocupará la presidencia de la comisión de Port Rotes con la intención se seguir aspirando a ser los mejores de su categoría. Márquez fue uno de los fundadores de Darrere del Castell y presidió ese distrito hace 18 años.

José Luis Martín estará al frente de Saladar. Lleva una docena de años en el mundo fallero y ya ha escogido a la que será la fallera mayor, Ada Arbona, que pertenece la comisión 'granota' desde hace nueve años.

El que fuera el primer presidente del Darrere del Castell en 1989, Pepe Ortiz, repite en el cargo de esta comisión. Fran Martínez liderará Les Roques.

La falla Diana la comandará Pablo Fuster, que ha formado parte del mundo fallero diez años. Llega al cargo con ganas de «hacer faena». En Campaments vuelve a ser presidente Salva Berruti, como en 2006.

Quien afrontará un ejercicio complicado es el nuevo máximo dirigeente de Camp Roig, Juan Moro, que ya ocupó el cargo en 2011. Regresa para que «la falla tire adelante y sobreviva».