Las Provincias

Satisfacción en la Marina Alta al acceder Educación a que se haga en Dénia la selectividad

Los alumnos de la comarca, a excepción de los de Calp, realizarán la selectividad en el IES Historiador Chabàs de Dénia. :: Tino Calvo
Los alumnos de la comarca, a excepción de los de Calp, realizarán la selectividad en el IES Historiador Chabàs de Dénia. :: Tino Calvo
  • La conselleria acepta la propuesta presentada por el IES Historiador Chabàs y alrededor de 450 estudiantes no tendrán que examinarse fuera de la comarca

«Satisfacción» es la palabra que más se repitió ayer entre la comunidad educativa y autoridades de la Marina Alta al conocerse que la Conselleria de Educación, en la reunión mantenida el miércoles por la tarde, accedió a que los alumnos de la comarca puedan hacer las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) en el IES Historiador Chabàs. La decisión de marcha atrás en su intención de que se realizasen en la sede universitaria de Elche evitará que alrededor 450 estudiantes se desplacen tantos kilómetros para hacer unos exámenes en los que se juegan tanto.

Desde el equipo directivo del Chabàs, Juli Martínez, recalcó que era la mejor solución de cara al alumnado, que era el que habría tenido que madrugar para estar a primera hora en las aulas de examen y regresar tarde a casa para volver a repetir lo mismo durante las tres jornadas que dura la selectividad. Este estrés habría repercutido en sus pruebas y no estarían en igualdad de condiciones que otros alumnos, señaló.

Martínez explicó que en la reunión se encontraban representantes de la Universidad Miguel Hernández, a la que les tocaría haber acudido a los estudiantes de la comarca, excepto a los de Calp, que acuden a examinarse a Altea. El jefe de estudios del Chabàs remarcó que la propuesta elaborada por el centro, y respaldada por la comunidad educativa y el ayuntamiento, fue bien vista por la universidad y cumplía la premisa marcada por la conselleria de no paralizar las clases del resto del alumnado del instituto durante los tres días de exámenes de la selectividad que luego se tradujesen en un incremento de tres días lectivos para compensar esa situación.

La propuesta presentada desde el Chabàs recogía que se dedicarían las aulas del ala B del edificio, con una capacidad para un total de 440 alumnos, para albergar los exámenes de selectividad. La biblioteca de la primera planta se destinaría a zona de coordinación y la sala de juntas serviría para las incidencias de las PAU.

Con el objetivo de evitar que el trasiego del resto de alumnos que atienden a sus jornadas lectivas habituales afecte a los que se examinan, el ala B del edificio permanecerá para que no pasen personas de un ala a otra. Se concentrarán en el ala A y, además, los que lo tengan que hacer los finales de 1º de Bachillerato, en total cinco grupos, estarán en la Escuela Oficial de Idiomas, que les ha cedido para la ocasión el consistorio dianense.

Juli Martínez también detalló que se eliminarán durante esas tres jornadas los timbres que avisan del cambio de clase y que el profesorado se regirá por los relojes que hay en las aulas.

El concejal de Educación de Dénia, Rafa Carrió incidió en que «lo importante es que los alumnos no se desplacen» durante los días 6, 7 y 8 de junio, cuando les tocará enfrentarse a las Pruebas de Acceso a la Universidad y en esto «toda la comarca estábamos juntos».

Al respecto, hizo hincapié en que ha habido «comunicación y diálogo» y, sobre todo, ha prevalecido «el sentido común» y la conselleria ha actuado con 'trellat'. Para Carrió, había que intentar que los estudiantes no sufrieran el trastorno que implicaba el tener que ir hasta Elche.

En términos similares se expresó su homóloga en Xàbia, Montse Villaverde. La edil mostró su alegría por la decisión de la conselleria. «Era lo que queríamos desde el principio, que tuvieran en cuanta las peculiaridades de la comarca y cómo afectarían esos viajes a los estudiantes», subrayó. Además, dijo que en todo momento, su concejalía había apoyado a los institutos en esta demanda.

Por su parte, el alcalde de Benitatxell, Josep Femenia, declaró que «rectificar es de sabios». Según el munícipe, esta era la fórmula más beneficiosa para los jóvenes que tenían que hacer la selectividad. «Ir a Elche era una barbaridad», señaló Femenia.