Las Provincias

Xàbia analiza balizar la Grava de forma permanente para que se convierta en una playa de invierno

  • El alcalde destaca que en la planificación turística de este año se apostará de nuevo por ser un destino sostenible y respetuoso con el medio

La apuesta por ser un destino turístico sostenible le ha dado buenos resultados a Xàbia y su intención es seguir incidiendo en ese aspecto, no para atraer a un mayor número de turistas, sino para mejorar la calidad que ofrece y que eso sea uno de sus grandes distintivos. Así lo aseguró ayer el alcalde y edil de Turismo, José Chulvi. Entre las iniciativas que se plantean para hacer un uso más racional de los recursos está balizar la zona de la Grava de forma permanente para convertirla en una playa de invierno.

También está previsto, detalló Chulvi, hacer un estudio de la capacidad de carga de puntos del litoral como la Granadella o el Portitxol para ver qué acciones se pueden tomar en estos espacios tan saturados de vehículos en verano. Una de las posibilidades que se barajan es la puesta en marcha en temporada alta de un servicio de autobús. Con ello se intentaría evitar que muchas personas accedan en sus propios vehículos a estos parajes emblemáticos.

Según comentó el primer edil, las medidas que se adoptaron el pasado verano para proteger el entorno, como el balizamiento de varias cuevas para impedir el acceso de embarcaciones a motor, tuvieron muy buena acogida, tanto entre los usuarios del litoral como entre los vecinos. Por ello, Xàbia se ha propuesto continuar por ese camino.

Chulvi apuntó que en Xàbia quieren que se les siga conociendo por el paisaje, la protección del medio ambienta, por ser un destino familiar, por sus oferta de turismo activo, por su gastronomía, por su riqueza cultural y el amplio programa de actividades que ofrece. Pero no sólo los meses de verano, sino todo el año.

Por todo ello, desde el departamento de Turismo quieren centrarse este año en el aspecto de la planificación, en lugar de la promoción. Esperan aprovechar los productos que ya funcionan, como el submarinismo, y gestionar el flujo de turistas para lograr una mejor distribución de su presencia a lo largo del año. Con ello se pretende trabajar en la desestacionalización, tras los excelentes resultados de afluencia de visitantes registrados durante el pasado año.

Otra iniciativa que se plantea el departamento es convertir Xàbia en el punto neurálgico del debate sobre el turismo sostenible. El municipio está preparando la organización de un fórum internacional sobre esta materia en el que se den cita destinos mediterráneos que intercambien experiencias. El alcalde señaló que en ese foro participarían responsables políticos, empresariales y académicos.

En ese sentido, Chulvi remarcó que «para nosotros es muy importante convocar y liderar este proyecto por la dimensión internacional que tendrá y por las grandes posibilidades que nos ofrece en el futuro».

Por otra parte, aprovechando que 2017 ha sido declarado como año del turismo sostenible, el municipio de Xàbia se ha propuesto obtener la certificación Biosphere, que otorga el Instituto de Turismo Responsable. El munícipe comentó que «tenemos muchos factores a favor para conseguirlo, pero también tendremos que trabajar mucho y seguir tomando medidas encaminadas a la racionalización y protección de nuestros recursos más importantes».