Las Provincias

Una aventura para poder llegar al comedor escolar

Cada vez que caen cuatro gotas, los alumnos del colegio de La Xara tienen que vivir una odisea para llegar hasta el comedor escolar sin mojarse. Este recinto sigue ubicado en la zona del antiguo edificio, al otro lado de la pista de baloncesto que tiene el centro escolar, donde los pequeños se divierten en los recreos.

Según explicó una de las profesoras, cuando llega la hora de comer en los días que llueve, los docentes tiene que trasladar a los pequeños uno a uno con paraguas para evitar mojarse, «aunque no siempre lo conseguimos». Apuntó que cuando el agua que cae lo hace como ayer «nos vemos obligados a coger a los más pequeños de los brazos haciendo peripecias».