Las Provincias

Chulvi tilda de «insuficiente» la ayuda del Consell para la zona del incendio

Los asistentes a la mesa de concertación celebrada en Xàbia al inicio de la sesión de ayer. :: LP
Los asistentes a la mesa de concertación celebrada en Xàbia al inicio de la sesión de ayer. :: LP
  • El alcalde afirma que los daños por el fuego son de casi dos millones y desde conselleria aseguran que se aumentará la partida económica

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, dejó claro que tanto la Conselleria de Medio Ambiente como el Gobierno central deberían realizar más inversiones en la reforestación de la zona que arrasó el fuego del pasado mes de septiembre.

Así lo afirmó durante la celebración de la mesa de concertación que se constituyó ayer, dos meses después del pavoroso incendio que se produjo en los términos de Xàbia y Poble Nou de Benitatxell. Una reunión celebrada en el consistorio xabiero, a la que también asistieron el munícipe de Benitatxell, representantes y técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente, y la Diputación de Alicante, así como de diferentes asociaciones locales.

Chulvi reveló que el presupuesto de daños del incendio, tan sólo en el término de Xàbia, asciende aproximadamente a 1.971.000 euros. Una cifra a la que hay que sumar, añadió, «los casi 100.000 euros de gastos en trabajos post incendio». Por todo ello, el edil tildó de «insuficientes» los 20.000 euros que Medio Ambiente destinó la semana pasada a una intervención selvícola en la Granadella, «es insostenible hacer frente al cuidado de todo el terreno forestal del municipio con cantidades tan reducidas», apuntó.

El edil afirmó que le parecen «muy bien» que se declaren BICs en el municipio, pero «tiene que ir acompañado de dinero, porque cuesta mucho asegurar toda la zona, sobretodo en verano». Recordó, además, que el consistorio «lleva una carga de aproximadamente 600.000 euros entre el primer incendio de 2014 y el del pasado septiembre».

La solicitud del alcalde de Xàbia fue recogidas por la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Delia Álvarez, quién recordó que la Generalitat «todavía está valorando el informe de daños, por lo que la inversión de 20.000 euros está al margen». Álvarez explicó, además, que el Consell dará luz verde, en breve, a una línea de ayuda para la planificación en la prevención de incendios forestales.

En cuanto a la recién inaugurada mesa de concertación, Álvarez afirmó que se trata «de un punto de encuentro en la que las administraciones puedan poner en común todos los recursos de los que se disponen, ayudados además, de todas las asociaciones locales y los vecinos».

Álvarez apuntó que los actores que participan en la mesa de concertación deben «trabajar para que no vuelva a repetirse este tipo de catástrofe». Para ello explicó que se deben afrontar cuatro retos principales. El primero de ellos, indicó, «es el de llevar a cabo una campaña de sensibilización entre la gente que visita el lugar». Recordó que se estima que la causa del fuego fue una negligencia de una persona que pudo echar una colilla desde un mirador de la localidad.

Según Álvarez, el segundo reto debe ser abordar la regeneración de la zona, «planteándose la introducción de vegetación más resistente». En cuanto al tercer reto, apuntó que se debe asegurar la funcionalidad de las estructuras de intervención.

La representante de conselleria cree que es fundamental la participación de la población, por lo que el cuarto reto lo enfocó a la necesidad de incorporar y diseñar procesos participativos. Para poder poner en marcha estas líneas de trabajo, Álvarez habló de la creación de grupos de trabajo con técnicos y voluntarios para continuar con los planes de prevención

Acelerar las acciones

Por su parte, los técnicos de Medio Ambiente recomendaron iniciar «cuanto antes» algunas actuaciones como la extracción de pinos quemados así como el tratamiento en los perímetros. También consideraron importante realizar el seguimiento de árboles parcialmente afectados y crear 'mulch' de vegetación con ramas. Insistieron, además, en la necesidad de instalar comederos y bebederos para que regresen las aves.