Las Provincias

Incredulidad en la expedición del Jávea tras el empate a cero en Alcoi

El Jávea volvió caricontecido por el empate a cero logrado en su visita a Alcoi. Un resultado que supo a poco ya que los rojiblancos se merecieron la victoria por el trabajo realizado.

En el fútbol siempre se suele comentar que quien perdona no gana, y esto fue lo que le ocurrió al Jávea. El equipo de Antonio Villaescusa fue quien llevó el peso del juego durante gran parte del partido. Los rojiblancos se hicieron con la posesión del esférico y controlaron los tímidos intentos de su rival por llegar al área.

Poco a poco, los xabieros fueron ganando en profundidad y la defensa alcoyana no encontró la forma de frenar el ritmo cada vez más alto impuesto por su rival.

Fruto de este dominio absoluto fueron las ocasiones para marcar para los delanteros xabieros. Hubo remates de Petu, Rubén Ortolá, Michael y Faye pero no encontraron el premio del gol. La falta de precisión evitó que el balón se alojase en el fondo de la red del Alcoyano B. Pese al gran esfuerzo realizado los jugadores del Jávea se retiraron a los vestuarios con el marcador inicial.

En la segunda mitad, la ocasión para los de Villaescusa llegó en la recta final cuando Mourand dribló al portero del Alcoyano, pero no acertó en su remate. Ante la incredulidad de la expedición xabiera el partido acabó con empate a cero.