Las Provincias

Los promotores turísticos exigen a Dénia una solución a la «inoperancia» de Urbanismo

Vista panorámica de algunas edificaciones de Dénia levantadas en el principio del camí de Gandia. :: Tino Calvo
Vista panorámica de algunas edificaciones de Dénia levantadas en el principio del camí de Gandia. :: Tino Calvo
  • Muestran su descontento por el funcionamiento «caótico» del departamento que está «ahogando» al sector con su lentitud

La paciencia de los promotores turísticos se agota debido al funcionamiento del departamento de Urbanismo. En su opinión, su «inoperancia absoluta», unida a la falta de planeamiento, impide «cualquier esperanza para que Dénia progrese». Por ello exige al ejecutivo local una solución inmediata para poner fin a esa situación.

Benito Mestre Caudeli, presidente de la Asociación de Promotores Turísticos de Dénia, asegura que el «caótico» funcionamiento de Urbanismo está «ahogando» al sector. A su juicio, esto es «insostenible» y resulta urgente que el consistorio de respuesta a las reclamaciones del colectivo para evitar la actual «paralización».

Para la asociación, los casi 18 meses que han transcurrido desde la entrada del nuevo equipo de gobierno deberían haber sido suficientes para que se hubiera producido alguna mejoría. Sin embargo, se han encontrado «suspensiones y denegaciones, y un área de Urbanismo que nos deprime y arruina». No sólo recalcan su inoperancia, sino que además subrayan que «el pleistocénico registro de entrada es sólo una condena en el tiempo» que provoca entre los usuarios resignación, bochorno y vergüenza.

El presidente reconoce que hay buena voluntad y buenas palabras en el ejecutivo local, pero «eso ya no nos sirve, necesitamos respuestas y soluciones ya». En ese sentido, Benito Mestre hace hincapié en que el sector quiere que el equipo de gobierno entienda que «vivimos de eso y para nosotros es crucial el buen funcionamiento del departamento».

Como ejemplo, destaca la lentitud a la hora de obtener informes urbanísticos, que necesitan para hacer un chalé o para una compra. Según subraya Mestre, tardan más de cuatro meses en obtener ese documento cuando el plazo máximo debería ser sólo de uno. «No puede demorarse tanto porque en ese tiempo se van los clientes», lamenta, especialmente cuando el coste anual de toda la plantilla del ayuntamiento ronda los 17 millones de euros. Por ello, reclama que organicen al personal para que desarrollen un trabajo más efectivo que permita reducir los tiempos de espera en la obtención de informes y licencias.

En ese sentido, apunta que hay inversores que se están marchando a otros municipios vecinos donde el proceso es más ágil. «En Xàbia los informes salen más rápido y Moraira es eficiencia absoluta», explica con cierta envidia el presidente de la Asociación de Promotores Turísticos de Dénia.

A todo eso le suman la nueva suspensión de licencias aprobada por la Corporación hace un mes. Para Mestre, «en lugar de dar facilidades para trabajar nos ponen obstáculos», pese a que éste es un sector importante de la actividad económica del municipio.

Desde la asociación criticaron que los políticos traten de «hacernos sentir culpables, criminalizando una vez más a los empresarios dianenses del sector de la construcción». Además, inciden en que los empresarios invierten y arriesgan al amparo de las normas fijadas y que las administraciones públicas son las que han diseñado y aprobado los distintos planeamientos urbanísticos que ha tenido la ciudad.

Recientemente la edil de Territorio de Dénia, Maria Josep Ripoll, reconoció que el funcionamiento del departamento de Urbanismo tiene mucho que mejorar. La concejala admitió que le habían llegado muchísimas críticas, lo que le permitía darse cuenta del alcance real del problema y señaló que han establecido un plan por objetivos con el que espera poder desatascar pronto esa situación.