Expectación ante las nuevas estrellas

JOSÉ IGLESIAS

Las estrellas Michelín para 2017 están a punto de salir del horno, emplatar y servir. La Marina Alta espera mantener sus galardones en Casa Pepa de Ondara (una estrella), Quique Dacosta en Dénia (tres) y Bon Amb en Xàbia (una). Pero la expectación está en el restaurante Audreys de Calp, donde el chef Rafa Soler ha puesto toda la carne en el asador para conseguir su primera estrella. El miércoles se repartirán las estrellas en Girona, en el Mas Marroch. En este espacio de eventos del Celler de Can Roca, en Vilablareix, se presentará la Guía Michelín España-Portugal 2017 ante la presencia de los ocho cocineros tres estrellas de la península, entre ellos, Quique Dacosta.

Se vaticina un gran año para la gastronomía española, aunque el foco de atención no va estar ni en Madrid ni en Barcelona, sino que según el director de relaciones exteriores de la guía roja, Ángel Pardo, habrá otras regiones que destaquen. Además, aseguró Pardo a Efe, «en España hay muchísimas primeras estrellas, bastantes restaurantes que logran la segunda y uno que consigue la tercera». Y aquí entra en juego la probabilidad de que una de esas primeras estrellas recaiga en la Marina, en el restaurante Audreys de Calp. Porque según Pardo, «las primeras estrellas están muy repartidas». «Alea iacta est», mucha suerte a todos.

Fotos

Vídeos