Las Provincias

Los posición de los árboles impide el paso de los senderistas. :: LP
Los posición de los árboles impide el paso de los senderistas. :: LP

La Vall de Gallinera hace frente a los actos vandálicos

  • El Ayuntamiento organiza otra jornada de voluntariado para retirar los árboles talados que cortan el paso a la senda del Castell de Benissili

El Ayuntamiento de la Vall de Gallinera sigue con su proyecto para mejorar el entorno natural de la zona. El próximo domingo se celebrará una jornada de voluntariado para revertir los daños producidos en el Camí del Castell de Benissili, donde hace unas semanas se cortaron, de forma intencionada, una serie de pinos para impedir el paso de los senderistas.

Según explicó el alcalde, Toni Pardo, la principal tarea a desarrollar durante la jornada, que se iniciará alrededor de las 10 de la mañana, será la retirada de los árboles que cortan el paso. Pardo comentó que tienen la intención de utilizar su madera para construir una barandilla a lo largo de la senda. Además, quieren mejorar el camino adecuando una escalera con piedras de forma que se facilite la subida hasta el castillo.

El primer edil comentó que dichas actuaciones pueden ser costosas, por lo que instaba a los vecinos de la Vall de Gallinera a participar en la jornada ya que «cuanta más gente seamos, más podremos acometer», matizaba.

La limpieza del Camí del Castell de Benissili será la segunda actuación que lleven a cabo los voluntarios de la Vall de Gallinera. La primera se celebró el pasado mes de octubre en el término de Al Patró, donde estuvieron limpiando la zona de la Font del Llimener. Como explicó el alcalde, en aquella ocasión tras varias horas de limpieza, los vecinos que participaron en la jornada encontraron los neumáticos de sus coches acuchillados. Para el edil, «sufrimos las represalias de alguien que no quiere que se mejore el aspecto de la Vall, porque no le gusta que venga gente a disfrutar de nuestro municipio, pero deben saber que nuestra Vall no se toca».

Pardo confirmó, además, que todavía se están arrancando algunas de las señalizaciones de la 'Ruta dels 8 pobles' situadas en las diferentes sendas que unen los municipios de la Vall de Gallinera. A pesar de los diferentes actos vandálicos, el primer edil afirmó, de nuevo, que no se van a amilanar ante estos ataques y seguirán llevando a cabo su proyecto. Una serie de actuaciones que no se limitan a la limpieza de las montañas de la Vall. Hace unas semanas, el consistorio planteó a sus vecinos una futura constitución de un banco de tierras y además les invitó a aportar otras propuestas.

Nueva batida

La jornada voluntaria que se celebrará el domingo, coincidirá, según comentó el alcalde de la Vall de Gallinera, con una nueva batida organizada por los cazadores. A pesar de ello, Pardo afirmó que el Consistorio ya les ha comunicado que los vecinos estarán limpiando la zona para que evitar situaciones peligrosas.

El munícipe confirmó que los miembros de la asociación de cazadores le aseguraron que no realizarán dicha batida en esa zona. El primer edil explicó, además, que tras una reunión celebrada la semana pasada con los miembros de la asociación «esperamos que la relación sea mucho mejor».