Las Provincias

Roban en Benissa la escultura de una vaca azul de un local situado en la playa la Fustera

El municipio de Benissa fue, el pasado fin de semana, el escenario de uno de los hurtos más extraños que se recuerdan en la comarca de la Marina Alta. Tobías Nadig, el dueño de la Panadería la Fustera, situada en cerca de la playa, denunció el robo de una escultura en forma de vaca azul que tenía en como decoración delante de su negocio.

Al parecer los ladrones rompieron las cadenas de hierro que sujetaban a esta figura hecha de resina y que pesaba más de cien kilos y se la llevaron la madrugada del sábado al domingo. Se trataba de una escultura bastante conocida en la zona. Nadig apuntó que en los últimos meses ha sufrido varios robos en su negocio en los que también se produjeron daños materiales que superan los 35.000 euros.