Las Provincias

Roban en Benissa la escultura de una vaca azul de una conocida panadería

fotogalería

/ lp

  • El propietario del local comercial afirma que ha sufrido varios hurtos en los últimos meses por valor de 35.000 euros

Benissa ha sido el escenario de uno de los hurtos más extraños que se recuerdan en la comarca de la Marina Alta en los últimos años. Tobáis Nadig, el dueño de la panadería La Fustera, situada en cerca de la playa, ha denunciado el robo de una escultura en forma de vaca azul que tenía como decoración delante de su negocio.

Al parecer, los ladrones rompieron las cadenas de hierro que sujetaban a esta figura hecha de resina, que pesaba más de cien kilos y se la llevaron durante la madrugada del sábado al domingo. Era una escultura bastante conocida en la zona, según Nadig, “la gente conocía el edificio por la vaca azul, muchos niños se hacían fotos con ella, nosotros le teníamos mucho cariño a esta figura”, comentó.

El hostelero indicó que la Guardia Civil está investigando los hechos. Nadig no descarta que sean los mismos que han perpetrado otros robos en su negocio durante los últimos meses. De hecho, ha comentado que desde "mayo han entrado varias veces y se han llevado maquinaria del almacén como un carga palets, carros, una Karcher, entre otras cosas”.

Al parecer, los amigos de lo ajeno no se limitaban a llevarse todos los objetos de valor, también se dedicaban a cometer actos vandálicos en el comercio de Nadig. Según ha indicado, en uno de los hurtos dejaron abiertos los frigoríficos donde guarda la comida del establecimiento, por lo que se echó a perder todo el material. En otra ocasión, ha relatado que le rompieron la valla de madera que tiene en la terraza. Daños que, según ha narrado este hostelero alemán, le han supuesto un gasto aproximado de 35.000 euros. A los que ahora hay que sumar los 1.400 de la escultura sustraída.

A pesar de los robos que ha sufrido, Nadig cree que la Guardia Civil dará con los delincuentes, al menos con los que se llevaron la vaca azul. "Me dijeron que es muy difícil vender la escultura, porque está hecha de un material muy peculiar". Según ha comentado, no es la primera vez que esta peculiar escultura acaba en manos de ladrones.

Temas