Las Provincias

Paco Roselló, tras el pleno extraordinario de octubre. :: Tino Calvo
Paco Roselló, tras el pleno extraordinario de octubre. :: Tino Calvo

Dénia prevé un gasto de 45 millones en las cuentas del próximo ejercicio

  • El concejal de Hacienda asegura que los presupuestos se llevarán a pleno en diciembre y que en este momento ve «imposible» invertir

El departamento de Hacienda del Ayuntamiento de Dénia está trabajando para cerrar la semana que viene los números de las cuentas para 2017. El edil responsable del área, Paco Roselló, aseguró ayer que el presupuesto del próximo ejercicio seguirá la misma línea y que se prevé un gasto de alrededor de 45 millones, una cantidad inferior al de este año.

Roselló explicó que «no hay mucho margen de maniobra», por lo que poco variará en los aspectos fundamentales. Según detalló, la partida de personal se llevará unos 17 millones de euros. Para los gastos corrientes se reservará una cantidad de 20 millones mientras que entre siete y ocho millones se repartirán los apartados relativos al pago de convenios y intereses a pagar de sentencias en contra del consistorio.

Respecto al descenso que experimentará el nuevo presupuesto respecto al actual, el edil argumentó que se debe a que para este año hubo que incluir más de 3,5 millones en la partida de transferencias corrientes. En las cuentas en las que trabajan ahora ya no estará esa cantidad recogida.

En cuanto al apartado de inversiones, Paco Roselló se mostró muy claro. «No hay margen para hacer nada», lamentó. Según dijo, el pago a bancos y los convenios y sentencias que debe afrontar el Ayuntamiento de Dénia impide que se puedan plantear hacer grandes proyectos con el dinero de las arcas municipales.

Es más, el edil subrayó que opina que el consistorio no podrá hacer inversiones hasta la próxima legislatura. Roselló insistió en que en este momento «lo veo imposible para 2017, 2018 y 2019».

En ese sentido, añadió que no cree que el consistorio va tener más ingresos en las actuales circunstancias y por lo tanto lo que se hará serán pequeñas actuaciones. En caso de apostar por proyectos más grandes sería necesario buscar ayudas y subvenciones supramunicipales para poder ejecutarlos, argumentó el responsable del área de Hacienda.

También quedan pendientes por ejecutar buena parte de las propuestas enmarcadas dentro del Plan Confianza, y que se encuentran en proceso de licitación. Paco Roselló comentó en que confía en que se llevarán a cabo.

Además, el concejal señaló que entre los objetivos que se ha marcado su departamento de cara al próximo ejercicio están la reducción de la deuda bancaria y la rebaja del periodo medio del pago a proveedores. En el tercer trimestre de este año ha descendido hasta 29,68 días, dentro de los límites que marca la ley, y dijo que espera que el plazo vaya descendiendo.

Respecto al calendario de trabajo de las cuentas de 2017, Roselló detalló que en lo que queda hasta final de mes, aproximadamente, se sentarán el equipo de gobierno y los distintos departamentos para acabar de cuadrar las cifras que maneja Hacienda. Luego quiere pasarlo a la oposición para que tenga tiempo de estudiarlo.

Finalmente, la propuesta de presupuestos se llevará a pleno el próximo mes de diciembre «sí o sí», recalcó. La intención es contar con la aprobación inicial antes de que finalice el año.