Las Provincias

Llevan ante la fiscalía a Xàbia y al Consell por un incendio

Un ingeniero forestal hizo llegar ayer a la Fiscalía de Medio Ambiente de la provincia de Alicante un escrito en el que instaba al ministerio público a investigar si la actuación del Ayuntamiento de Xàbia o de la Generalitat Valenciana pudieran ser constitutivas de infracción o delito por «omisión del cumplimiento de la normativa en materia de prevención de incendios forestales». En concreto, se marca el caso del fuego que arrasó 687 hectáreas en Xàbia y Benitatxell.

El responsable del escrito considera que el incendio en la Granadella abarcó más superficie porque no hay desarrollados un plan local de emergencia y planes de autoprotección para cada urbanización. Al respecto, hace hincapié en que las urbanizaciones de la Granadella limitan con monte público que es propiedad de la Generalitat.

También incide en la necesidad de que cuenten con cortafuegos perimetrales, como se hace en otros puntos de la geografía española. Con ello se evita riesgos para los vecinos de la zona y también para los efectivos de extinción que acuden a sofocar las llamas.

En principio no se trata de ninguna denuncia, según recalca el ingeniero forestal, sino que el fiscal debe evaluar lo hechos y, si considera que puede ser constitutivo de delito, entonces trasladarlo a un juzgado. También apunta que el motivo de dirigir la investigación al gobierno local y al autonómico es porque ambos son los responsables en materia de prevención de incendios.

El alcalde de Xàbia comentó ayer que no tenía conocimiento del escrito presentado en la Fiscalía y que en caso de que el ministerio fiscal les solicite alguna documentación se la remitirán.