Las Provincias

Personal de enfermería de La Pedrera reclama que siga el turno de 12 horas

El personal de enfermería de La Pedrera que protestó ayer a la entrada del hospital de crónicos. :: LP
El personal de enfermería de La Pedrera que protestó ayer a la entrada del hospital de crónicos. :: LP
  • La dirección del hospital de crónicos propone que sea de siete horas, como ya tiene la mitad del colectivo, o negociar una fórmula combinada

Alrededor de 40 personas del personal de enfermería del Hospital de Atención a pacientes Crónicos y de Larga Estancia (Hacle) de La Pedrera se manifestaron ayer en el exterior del centro para reivindicar que se mantenga el turno de 12 horas. Están en contra de la decisión de la dirección del hospital de que todo el colectivo de enfermería, unas 120 personas, tengan un horario de siete horas, como el que ya hace casi la mitad de ellos.

Desde el sindicato Comisiones Obreras incidieron en que el actual horario que disfruta el personal de cuatro de los cinco controles de enfermería del Hacle es más beneficioso para los pacientes y también para los trabajadores, porque les permite una mejor conciliación de la vida laboral y personal. En su opinión, los turnos de siete horas implican acudir más veces al centro hospitalario, mientras que el otro les proporciona más días libres a la semana y no perjudica al Hacle.

En ese sentido, uno de los representantes sindicales subrayó que La Pedrera «va bien» tal y como funciona ahora y no sólo eso, sino que además recibe galardones. Entre ellos destacó el recibido hace unas semanas en la gala de entrega de premios del Colegio de Enfermería de Alicante, que entregó el «Reconocimiento a la Labor Sociosanitaria» al personal de enfermería del Hacle de La Pedrera, por la calidad de los cuidados aplicados a los pacientes.

Por su parte, el director del hospital de crónicos, Jaume Morera, hizo hincapié en que la decisión de implantar los turnos de siete horas para todos y no sólo para la mitad se comunicó en febrero y que se abrió un periodo de negociación para buscar alternativas porque «estamos abiertos a propuestas flexibles».

Según explicó, el horario que plantea, y que se pondrán en marcha en enero si no se alcanza un acuerdo, es el turno normalizado. Morera argumentó que después de que parte del personal escogiera las 12 horas se dieron cuenta de que era «complicado de gestionar», por ello apuesta por las siete horas o por una fórmula que combine ambas opciones.

Tras muchas reuniones con la junta de personal, «no» es la única respuesta que ha obtenido Morera, que mantiene la esperanza pues tiene de plazo hasta final de este mes.