Las Provincias

La oposición de Dénia fuerza un pleno para que se revise la suspensión de licencias

Una intervención de Sergio Benito (C's) en el pleno extraordinario del pasado mes en el que se aprobó la suspensión de licencias. :: Tino Calvo
Una intervención de Sergio Benito (C's) en el pleno extraordinario del pasado mes en el que se aprobó la suspensión de licencias. :: Tino Calvo
  • El alcalde asegura que no hay ningún problema en convocar la sesión extraordinaria porque todo lo que se ha hecho cumple la legalidad

La suspensión de licencias decretada en Dénia en el pleno del pasado 18 de octubre ha hecho que de nuevo los grupos de la oposición, PP, GD-CU y Ciudadanos, actúen en bloque en contra de esa decisión. Si a finales del pasado mes pidieron de forma conjunta que el secretario municipal elaborara un informe sobre la legalidad de concatenar suspensiones, ayer forzaron al ejecutivo local a que celebre un nuevo pleno para revisar la medida.

En un comunicado conjunto, los tres grupos explicaron que tras haber reclamado los informes del secretario y del arquitecto municipal en el pleno extraordinario del pasado octubre, en la comisión informativa de Urbanismo y por registro de entrada confían en que al exigir esta nueva sesión plenaria se redacten los documentos que necesitan y que servirán de base para debatir si es legar la suspensión.

En ese sentido, insistieron en que, al tratarse de un tema «tan sensible», era necesario contar con todas las garantías legales. Según recordaron, las indemnizaciones que suelen acarrear las cuestiones urbanísticas son elevadas y por ello el modo de actuar de cualquier gobierno debería ser el de contar con los documentos que aseguren que todo se hace de forma correcta.

Además, desde la oposición dejaron caer la posibilidad de que alguno de los partidos que integran la Corporación dianense presente en ese pleno extraordinario que se convocará en los próximos días «un informe técnico legal al respecto, a parte del de los técnicos municipales».

Por su parte, el alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, que no hay ningún problema en convocar el pleno solicitado ayer. Al haberlo reclamado más de un cuarto de los componentes de la Corporación, el reglamento establece que debe celebrarse. Si no se marca fecha en un plazo determinado, quedaría convocado automáticamente, aunque el primer edil subrayó que no hará falta llegar hasta ese punto, pues considera que la medida propuesta por el ejecutivo local y aprobada en sesión extraordinaria es legal.

Respecto a la postura de los grupos de la oposición, Grimalt comentó que son libres de reclamar el pleno y de posicionarse en contra de una suspensión que sólo afecta al 4% del suelo urbano del planeamiento vigente.

Asimismo, el alcalde apuntó que en el supuesto caso de comprobarse que los técnicos se hayan equivocado en algún punto determinado del territorio afectado por la medida, se dará marcha atrás en esa zona concreta. «No hay problema en rectificar», reconoció el munícipe dianense.

Respecto a la campaña de recogida de firmas que la Asociación de Constructores y Empresas Afines de Dénia en contra de la suspensión de licencias y del «nefasto» funcionamiento del departamento de Urbanismo, Vicent Grimalt señaló que nadie tenía dudas de que los constructores y los promotores iban a «ejercer este tipo de presión» porque afecta a su negocio». No obstante, hizo hincapié en que estos colectivos deben ser los primeros en comprender que a la hora de hacer la participación ciudadana para el Plan General Estructural era necesario tomar esta medida, pues su objetivo es asegurar que las propuestas que se debaten de cara al nuevo planeamiento se puedan después materializar.

Asimismo, el primer edil recalcó que la suspensión de licencias no es algo nuevo que debe afrontar el sector de la construcción. Vicent Grimalt recordó que ya se hizo en otras ocasiones, como en 2012, cuando el anterior equipo de gobierno trabajó para elaborar el Plan General de Ordenación Urbana.