Las Provincias

Pego registra un aumento del 5% en los permisos de obra respecto a 2015

Unos operarios de obra trabajando en una calle céntrica del municipio pegolino. :: B .O.
Unos operarios de obra trabajando en una calle céntrica del municipio pegolino. :: B .O.
  • La edil de Urbanismo, Alicia Siscar, incide en la necesidad de solicitar las licencias de forma correcta para evitar posibles multas y derribos

El municipio de Pego está obteniendo mejores resultados urbanísticos en 2016 respecto al año pasado. Según los registros, a falta de dos meses para la conclusión del ejercicio, las licencias de obras han aumentado un 5,06% respecto al 2015.

Según los datos que maneja el Ayuntamiento de Pego, el número total de licencias expedidas desde enero hasta la fecha, es de 311, de las cuales 44 son de obra mayor y las 267 restantes son de obra menor. Mientras que el registro de licencias en todo el ejercicio 2015 fue de 296. De ellas, 257 corresponden a obra menor, las 39 restantes fueron de obra mayor.

Unos datos que para la concejala de Urbanismo, Alicia Siscar, «evidencian una ligera mejoría, aunque todavía estamos lejos de los registros de otros años». Además remarcaba que la diferencia «previsiblemente aumentará porque todavía queda tiempo hasta final de año para que se soliciten nuevas licencias».

A pesar de este aumento, la crisis económica sigue presente y esta provoca que la gente recurra a la picaresca y las cuestiones urbanísticas no son una excepción. Según indicó la concejala, en el municipio se siguen registrando notables infracciones a la hora de realizar obras. La más común es, apuntaba, la de solicitar una licencia de obra menor cuando lo que se va a llevar a cabo es una obra de ámbito mayor.

Aún así, Siscar cree que, en muchos casos «se solicitan por equivocación, pues la gente desconoce que tipo de licencia corresponde a las obras que quieren hacer en su domicilio», aunque reconoce que en otros se hace para pagar menos.

La edil también destacó el elevado número de infracciones urbanísticas que se producen en el término municipal, fuera del perímetro urbano. Según indicó, se trata de pequeñas casetas de campo cuyos dueños han ido ampliando con el paso de los años, saltándose la normativa que prohibe construir en espacios que no dispongan de 10.000 metros cuadrados.

Por todo ello, Siscar recordó que el inspector de obras del consistorio registra todas estas incidencias que comportan una multa e incluso, dijo, «ha habido algún caso en el que se ha obligado al propietario a derrumbar dicha obra».