Las Provincias

Constructores y empresas afines recogen firmas en Dénia contra la suspensión de licencias

Vista panorámica del casco urbano de Dénia con la estampa del emblemático castillo de la ciudad al fondo. :: Tino Calvo
Vista panorámica del casco urbano de Dénia con la estampa del emblemático castillo de la ciudad al fondo. :: Tino Calvo
  • El sector, que cuenta con el respaldo del Cedma, critica el «nefasto» funcionamiento del departamento de Urbanismo

La suspensión de licencias en determinados puntos del municipio aprobada hace poco más de tres semanas por el pleno no ha sentado nada bien al sector. La Asociación de Constructores y Empresas Afines de Dénia (ACEAD) quiere demostrarle al ejecutivo local lo impopular y negativa que es esta medida y va a recoger firmas en contra de la suspensión y del «nefasto» funcionamiento del departamento de Urbanismo, según comentó ayer Antonio Vargas Zurita, presidente de este colectivo.

Vargas explicó que están redactando un documento para movilizar no sólo al sector sino también al resto de la población porque «nos afecta a muchos». Al respecto, incidió en que los constructores, «que intentamos dinamizar el término de Dénia», son los que pueden parecer más perjudicados, pero están otros empresarios vinculados al sector, como carpinteros o fontaneros, y que esa falta de ingresos redunda en que los afectados gasten menos en comercios y hostelería.

La decisión de suspender licencias obedece al inicio de participación pública del Plan General Estructural (PGE) que se está elaborando. Para el presidente de Acead los trabajos que se están haciendo van más allá de los que supondría un pero documento estructural y se empieza a acercar a un pormenorizado, que sería el siguiente paso después de que el ayuntamiento acabe el PGE y lo remita a la conselleria para que lo apruebe.

En ese sentido, Antonio Vargas recalcó que en Dénia se están concatenando una serie de circunstancias que repercuten negativamente en el sector de la construcción. A la suspensión cautelar de licencias en determinados puntos del suelo urbano se suma que años atrás se decretó en zona no urbana y, además, está el caótico funcionamiento del departamento de urbanismo. Según el presidente de la asociación, «todo está prácticamente paralizado y tardan de cinco a seis meses en dar una licencia de obra mayor».

Reconoció el problema que arrastra el departamento y que la propia edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, admite es heredado. Sin embargo, insistió en que hace un año se reunieron con ellos y les dieron algunas ideas, pero el tiempo ha pasado y no han notado ninguna mejoría. Es más, Vargas aseguró que «la paciencia se nos está acabando».

La pasada semana la concejala destacó que había mucho que mejorar en Urbanismo, que le habían llegado muchas críticas y que estaban tomando medidas. Según detalló Ripoll entonces, han establecido un plan por objetivos y confía en que pronto se pueda desatascar la situación del departamento.

El tema de la suspensión de licencias y cómo afecta a la construcción se abordó en una reunión que el Cercle Empresarial de la Marina Alta, Cedma, celebró el lunes. Su presidenta, Sonja Dietz, mostró el apoyo de la patronal al sector y a la recogida de firmas planteada por Acead. Dietz declaró que desde Cedma se apuesta por el diálogo para dar al ejecutivo la oportunidad de mejorar. En su opinión, el Consell d'Urbanisme recién puesto en marcha es un foro muy apropiado para ver entre todos, políticos, asociaciones y empresarios, dónde se está fallando y qué se puede hacer para solucionar los problemas.

Desde otros colectivos integrados en el Cedma también se han alzado voces en contra de la suspensión de licencias. El presidente de la asociación de inmobiliarias Dénia MLS, César Roa, subrayó que esta medida perjudica a su sector, especialmente en Les Rotes.

Roa señaló que darán un plazo para que el secretario municipal haga el informe solicitado por la oposición sobre la legalidad de concatenar suspensiones. También remarcó que quieren ser cautelosos pero «no nos vamos a quedar con los brazos cruzados».