Las Provincias

Emotiva inhumación del beato Millán en Dénia

Emotiva inhumación del beato Millán en Dénia
  • Los restos del fundador y primer director del colegio de los Maristas descansan ya en la iglesia de San Antonio

La comunidad de los Maristas de Dénia vivió un fin de semana muy emotivo con la inhumación de los restos del beato Hermano Millán, fundador y primer director del colegio dianense San Juan Bautista, en la iglesia de San Antonio. Numerosos alumnos, padres y antiguos estudiantes participaron en los evento organizados para este momento tan especial.

La exhumación del cuerpo, que estaba desde 1939 en el cementerio de la localidad, se produjo el viernes. En ese momento se hizo inventario de lo que allí se hallaba y los restos se colocaron en una urna. El sábado por la noche se organizó en el colegio una vigilia de oración, a la que asistieron alrededor de 170 personas.

Y el domingo tuvo lugar una pequeña procesión en la que se trasladaron los restos, custodiados por doce palmas verdes, desde el centro escolar hasta la iglesia. Una vez allí, la urna se colocó en el altar lateral de La Inmaculada Concepción, su morada definitiva y se celebró una eucaristía.

El director del colegio, Juan Miguel Molines, destacó ayer que los actos fueron un éxito y que acudieron muchas personas llegadas desde diferentes puntos del país. También remarcó que les hizo mucha ilusión contar con uno de los antiguos alumnos del Hermano Millán, Francisco Vengut, el único que sigue vivo y que a sus 94 años no quiso perderse ese momento. «Fue muy emotivo», aseguró.

El Hermano Millán, Esteban Llover Torrent, nació en 1885 en las Planas, Girona, y fue asesinado durante la persecución religiosa de 1936. Tres años más tarde unos exalumnos localizaron el lugar donde estaban sus restos y costearon el traslado al camposanto dianense. En octubre de 2013 el Papa Francisco autorizó la beatificación de seis religiosos maristas mártires en Valencia en 1936, uno de ellos era el fundador del colegio en Dénia.