Las Provincias

La cofradía del Ecce-Homo asumirá 30.000 euros de los andamios para arreglar la cúpula

Los andamios se instalaron en la cúpula de la capilla del Ecce-Homo de Pego el pasado mes de febrero y todavía siguen allí. :: R .G.
Los andamios se instalaron en la cúpula de la capilla del Ecce-Homo de Pego el pasado mes de febrero y todavía siguen allí. :: R .G.
  • El acuerdo entre el Ayuntamiento de Pego y la Diputación no incluye el alquiler de la estructura que encargó el colectivo ni la reparación de una cristalera de la capilla

A los miembros de la cofradía del Santíssim Ecce-Homo de Pego no le salen las cuentas para la reparación de la cúpula de la capilla que hace casi un año quedó maltrecha debido a una tormenta. A pesar del convenio firmado el pasado septiembre entre el ayuntamiento y la Diputación de Alicante, en el que acordaron aportar 5.000 euros y 65.000 euros respectivamente para la reparación, desde la cofradía estiman que el gasto final que les tocará asumir por los andamios que se colocaron asciende a los 30.000 euros aproximadamente.

Según indicó su presidente, Carlos Company, «nosotros tenemos que pagar el alquiler y desmontaje del andamio que hay actualmente instalado en la cúpula, así como otras pequeñas reparaciones como la de una cristalera».

Al parecer, estos puntos no forman parte del acuerdo alcanzado entre los dos estamentos públicos. Este convenio se firmó después de que la cofradía iniciase por su cuenta las obras, el pasado mes de febrero. Company explicó que, tras la caída de las tejas, solicitaron la ayuda al consistorio pegolino, quien trasladó la petición a la Generalitat Valenciana y a Patrimonio, pero les comunicaron que no podían hacerse cargo de los trabajos.

Tras la negativa, los miembros del Ecce-Homo iniciaron de forma particular la búsqueda de una empresa que pudiese iniciar la reforma. Pocas semanas después se instalaron los andamios. Poco después, el Ayuntamiento de Pego comunicó a la cofradía que la Diputación estaba dispuesta a colaborar en el proyecto, pero el proyecto debía presentarse a concurso público. La empresa que había iniciado las obras tuvo que parar pero no desmontó el andamio, «el coste es alto y si la empresa gana el concurso, el trabajo se duplicaría de forma innecesaria», así como la factura, apuntó el presidente.

Así pues, desde el mes de febrero y hasta ahora, la cofradía ha estado pagando el alquiler de dicho andamiaje, a la espera de conocer el resultado de la licitación. Este se conocerá en unos días, indicó Company, «aunque de momento no hay una fecha determinada para reiniciar el proyecto».

Además del alquiler, la cofradía deberá hacerse cargo del gasto para desmontarlo, así como la reparación de algunos desperfectos que ocasionó la caída de las tejas y que no entran en el convenio. «El dinero que han puesto ayuntamiento y Diputación es sólo para la reparación de la cúpula, es decir, la compra de las tejas y su colocación», recordó.

Según los cálculos del presidente del Ecce-Homo, los gastos que aún les quedan por pagar ascienden a los 12.000 euros aproximadamente, que sumados a lo que han desembolsado hasta la fecha, la cifra alcanzará al final los 30.000 euros.

Para poder sufragar los gastos, los cofrades, junto al grupo de Gent Jove del Santíssim Ecce-Homo, han organizado un festival para el próximo 19 de noviembre a las 21.15 horas en el teatro municipal. Su recaudación se destinará a las reparaciones, tal y como se hizo en otros actos.

En este evento, cuya entrada costará 5 euros, actuarán de forma gratuita diferentes artistas locales, como los pianistas David Ortolà, José Pascual y Claudia Ortolà; los cantantes Paco Oncina (Cadell) y Jaume Ginestar; los trompetistas Rafael Cardona y Víctor Esteve. También participarán los miembros de la academia de baile de Eva y Carlos, así como la de Analía, la pareja de baile latino Raquel y Agustín, el grupo Los Niños Cantores, donde también canta el alcalde del municipio. Otra de las actuaciones estelares será la del grupo de música y baile flamenco procedente de Madrid, Desafío Flamenco.