Las Provincias

Calp apuesta de nuevo por la tasa de un euro para abrir negocios en el casco antiguo

Imagen aérea del casco antiguo de Calp, donde se aplicará la tasa simbólica de un euro para revitalizar esa zona del municipio. :: LP
Imagen aérea del casco antiguo de Calp, donde se aplicará la tasa simbólica de un euro para revitalizar esa zona del municipio. :: LP
  • Con la simbólica cantidad el equipo de gobierno quiere estimular y revitalizar esta parte del municipio para situarla al nivel de las playas

El equipo de gobierno de Calp presentará, en el pleno que se celebrará el próximo martes 8 de noviembre, una propuesta para cobrar, de forma simbólica un euro de tasa a los comercios y establecimientos hosteleros de nueva apertura por «la ocupación con mesas y sillas de la vía pública y de licencia de apertura, actividad y obras».

Se trata de una medida para «revitalizar y estimular esta zona del municipio» que el consistorio ya puso en marcha en octubre de 2011 y que estuvo vigente durante cuatro años.

La concejala de Territorio, Proyectos Estratégicos y Obras, Ana Sala, explicó que la primera vez que el ejecutivo local apostó por esta iniciativa en la que se exime del pago de tasas a los locales nuevos, en 2011, «lo hizo por la coyuntura económica de aquel momento, en el que la crisis afectaba duramente al país».

La edil comentó que después de unos años los negocios han notado una ligera mejora económica. Pero puntualizó que ésta se ha desplazado prácticamente a la zona de la playa, una zona que para Sala «se nutre sola» y ha acaparado todo el interés para hosteleros y comerciantes. «Por esta razón esta zona de la ciudad necesita un poco de ayuda, puesto que no resulta tan atractiva para iniciar una aventura comercial», explicó.

La concejala calpina apuntó que, en caso de aprobación, la propuesta se aplicará durante los próximos cuatro años, hasta 2020, «para estimular la creación de empleo al consolidar los negocios abierto».

Como ya pasó en el año 2011, la respuesta a esta iniciativa va a ser positiva. Según la edil, el consistorio ya ha recibido numerosas solicitudes de gente interesada en instalar sus negocios en la zona. «Algunos han preguntado por locales del centro que hace años que están abandonados, porque creen que la iniciativa les compensa económicamente», afirmó. Sala recordó que en la anterior ocasión «se sumaron a la iniciativa bastantes comercios, hecho que nos ha llevado a recuperar de nuevo el proyecto».

Otras iniciativas

La reducción de la tasa para la apertura y reformas de nuevos negocios no es la única propuesta que el consistorio ha puesto en marcha en los últimos meses para facilitar el aumento de negocios en el centro del municipio calpino.

La concejala recordó que este año también se aprobó la bonificación del 95% en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), «para incentivar a los vecinos a abrir un nuevo negocio en esta zona o facilitar a los que ya lo tienen cualquier obra mayor o menor y mejorar así sus locales».

Para Ana Sala el centro histórico de esta localidad costera «tiene unas características muy singulares a los cascos urbanos de las localidades vecinas». Según la edil, «no tenemos nada que envidiarles, por lo que debemos conseguir que tenga una actividad comercial muy importante, como ya la tiene nuestra zona costera para que se pueda convertir en un reclamo turístico de primer nivel tanto en la comarca de la Marina Alta como en la provincia de Alicante».