Las Provincias

El Consorcio de Aguas Teulada-Benitatxell rebaja a seis meses las obras en los pozos

El Consorcio de Aguas de Teulada-El Poble Nou de Benitatxell ha conseguido reducir a seis meses las obras que se están llevando a cabo en el pozo Canor, con el que garantizar el suministro de agua a ambos municipios. Para ello, los operarios trabajan día y de noche, con la rotación de tres brigadas, incluso sábados y domingos.

Según explicaron desde el consorcio, se está realizando una perforación de aproximadamente 400 metros de profundidad, con la intención de abrir nuevos pozos que garanticen el suministro de agua. Un proyecto con un presupuesto de 880.000 euros que también contemplan la sustitución de los bombeos en el pozo del Pla, las duplicaciones de los pozos Canor I y el de Senija II, así como la incorporación del pozo de les Fonts a la red de abastecimiento.

Además, el consorcio hídrico está ultimando un proyecto a medio plazo con el que garantizará el suministro de agua, apuntan, «incluso en situaciones extremas de sequía». Para ello apostarán por la desalación, «ya que la extracción de aguas subterráneas está castigando cada vez más los acuíferos, que ya empiezan a sufrir intrusión marina y salinización», indicaron desde esta entidad.

Con un presupuesto aproximado de 2,8 millones de euros, el consorcio ampliaría, pues, las actuales desalinizadoras del Poble Nou de Benitatxell, que pasaría de los 3.000 metros cúbicos de producción al día a los 5.800, y la de Teulada que aumentaría de 5.000 a 11.000 metros cúbicos. El proyecto también contemplaría la compra o alquiler de una planta desalinizadora portátil. Para asumir el elevado coste, el Consorcio contará con la colaboración económica de la Diputación.

El alcalde de Poble Nou de Benitaxell, Josep Femenia, agradeció «el esfuerzo y comprensión de la ciudadanía y la gestión del Consorcio que logró salvar la temporada turística sin restricciones de agua pese al aumento del consumo en 83.400 metros cúbicos al respecto de la campaña de 2015».