Las Provincias

La Xara, pendiente de un informe de la CHJ para ceder el terreno para el nuevo colegio

El antiguo colegio de La Xara, que desde hace años no lo utilizan los escolares porque están reubicados en barracones. :: R. G.
El antiguo colegio de La Xara, que desde hace años no lo utilizan los escolares porque están reubicados en barracones. :: R. G.
  • La alcaldesa confía en entregar el suelo antes de final de año a la conselleria para que licite el proyecto que acabará con los barracones

La comunidad educativa de La Xara esperan con ganas que el nuevo colegio se haga realidad lo antes posible para que los cerca de 140 escolares puedan abandonar los barracones que conforman ahora su centro escolar. La alcaldesa, Maite Pérez Conejero, espera que antes de final de año se pueda hacer la cesión del suelo a la Conselleria de Educación. Según reconoció, están pendientes de obtener un informe de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) para poder entregar el suelo.

Pérez apuntó que la conselleria había puesto tres requisitos para hacerse cargo de la construcción del nuevo colegio de La Xara. Por un lado, el Ayuntamiento de Dénia tenía que calificar los terrenos como de uso escolar, paso que ya dio el consistorio. Además, la Diputación de Alicante se tenía que comprometer a urbanizar la calle Morxama, con la que linda el suelo escogido. Este punto también se consiguió.

Lo que más está costando es el informe de la CHJ en el que dé el visto bueno a la viabilidad de la parcela para albergar este tipo de infraestructura. La alcaldesa señaló que la Confederación les pide mucha documentación, entre ella datos sobre inundabilidad de la zona o de sanidad para comprobar que no existe ningún tipo de contaminación en el suelo.

Según reconoció Maite Pérez, el papeleo está siendo más lento, pero mantienen la ilusión de que pronto se obtendrá ese último informe. Y recalcó que de forma paralela «se está haciendo el proyecto para ir adelantando».

Inicialmente, el proyecto de derribar el viejo edificio y hacer uno nuevo se enmarcó dentro del Plan Confianza. Luego, Educación decidió asumir la construcción de ese colegio y planificó que los trabajos empezarían en el segundo semestre de este año, pero después se apostó por levantar el centro en una parcela de 5.000 metros cuadrados junto al viejo colegio, que se rehabilitará para otros usos. A ello se le sumó la permuta del terreno escogido, que era propiedad de la Sareb, por otro cerca del ayuntamiento.

Todo ese proceso ha supuesto un retraso en el calendario previsto. Respecto al comienzo de las obras, la alcaldesa no se aventuró a decir una fecha concreta, pero confió en que pueda ser a finales del primer trimestre de 2017 o principios del segundo.

El nuevo colegio previsto tendrá tres aulas de Infantil y seis de Primaria, por lo que tendrá capacidad para unos 225 alumnos. Además, contará con instalaciones como comedor o aula de informática. Con él en marcha, los escolares podrán dejar los barracones, que se inundan cuando se producen fuertes lluvias, como sucedió a finales de septiembre del pasado año cuando los pequeños tuvieron que ser evacuados por culpa de las filtraciones tras un intenso temporal.

Terrenos para el Raquel Payá

Por otra parte, el concejal de Educación de Dénia, Rafa Carrió, explicó en el pleno del jueves que el departamento de Urbanismo está buscando terrenos para reubicar el colegio comarcal de educación especial Raquel Payá. En principio, la conselleria tenía contemplado hacer una ampliación, pero el informe de sus técnicos mostró que esa opción no era muy viable y que sería mejor hacer uno nuevo.

Al respecto, la edil de Territorio, Maria Josep Ripoll, reconoció que se están buscando emplazamientos para el nuevo Raquel Payá dentro del municipio. Según explicó, las ubicaciones que se barajan no están afectadas por la suspensión de licencias que afecta a diferentes puntos del municipio.