Las Provincias

Una deuda millonaria heredada de cerca de 1,2 millones

Otro grave problema al que debe enfrentarse el Ayuntamiento de Pego es el económico. Actualmente tiene una deuda de aproximadamente 1,2 millones de euros que el Tribunal Supremo obligó a pagar cuando declaró al estamento público local como responsable civil subsidiario del exalcalde, Carlos Pascual, condenado por delito ecológico. Un importe que el gobierno local solicitó que se conmutase por todos los gastos que ha asumido el consistorio durante los últimos años para mejorar las condiciones de la Marjal. Esta petición, según apuntó la edil de Medio Ambiente, «fue rechazada, una decisión que reduce la posibilidad de que alguien se interese por la plaza de director».