Las Provincias

El Dénia supera a la UD Oliva en la segunda mitad y le endosa tres goles

Cristian despejando un balón ante Perxa. :: J. Zamora
Cristian despejando un balón ante Perxa. :: J. Zamora
  • Los groguets aprovechan la superioridad numérica tras la expulsión de Josete para finiquitar el choque en diez minutos

El Club Deportivo Dénia superó a la UD Oliva en una buena segunda mitad del equipo dirigido por Juan Carlos Signes que anotó tres goles en apenas diez minutos.

El partido comenzó para los locales con las mismas dudas mostradas en anteriores citas. Les costó mucho sacudirse la presión que los visitantes realizaron en la línea medular. El técnico olivero, Diego Miñana, supo tapar al conductor del juego dianense en el centro del campo. Obligó a Javi a retrasar mucho su posición.

Pese a esa presión fueron los groguets quienes tuvieron mayor posesión del esférico, aunque sus acercamientos al área rival fueron escasos. Con el paso de los minutos, el Dénia encontró a un Javi que leyó perfectamente la defensa que le estaban realizado, y consiguió enlazar con Panucci y Renzo. Esto les permitió algunas llegadas al área rival pero sin demasiado peligro.

Poco a poco, el Oliva fue cediendo campo a un Dénia que juntó más sus líneas, consiguiendo crecer en su juego, encerrando a su oponente en su propio campo. El primer aviso de peligro en el encuentro llegó con lanzamiento de Paco al que respondió bien el portero visitante.

En la reanudación todo siguió igual, con un Dénia que lo intentaban ante una UD Oliva que acabó encerrada en su propio campo. A los diez minutos, una agresión de Josete fue vista por el auxiliar quien avisó al colegiado que mostró la cartulina roja al jugador del Oliva. A partir de ese momento el partido cambió. El equipo que entrena Diego Miñana renunció al ataque.

En el minuto 68, una serie de rechaces dentro del área valenciana la resolvió Renzo con un tiro raso ajustado al palo que batió al portero Juan. Cuatro minutos después, una caída de un jugador groguet en el área visitante fue castigada con pena máxima, que Panucci transformó en el gol. En el 78, Renzo culminó una gran jugada personal con un tiro que batió a Juan y puso el 3 a 0 final.