Las Provincias

El juzgado permite después de 12 años que se señalicen algunas calles de Monte Pego

El alcalde de Pego, Enrique Moll, junto a vecinos de Monte Pego en una de las nuevas señalizaciones. :: LP
El alcalde de Pego, Enrique Moll, junto a vecinos de Monte Pego en una de las nuevas señalizaciones. :: LP
  • El Ayuntamiento pegolino remitirá los gastos al promotor de la urbanización y solicitará al magistrado actuar en vías sin urbanizar

Nunca es tarde si la dicha es buena, eso deben pensar los vecinos de la urbanización Monte Pego al comprobar que el Ayuntamiento pegolino ha iniciado un proyecto de mejoras en la zona después de 12 años. Un tiempo durante el que habían perdido casi toda esperanza al ver que la pugna entre en consistorio y la empresa promotora de Monte Pego parecía no tener fin.

Hace tan solo unos días empezaron los trabajos de la primera fase, la señalización de algunas de las calles de la urbanización. Mientras que en la segunda fase del proyecto, explican desde el consistorio, está planificado llevar adelante el reasfaltado de las mismas zonas. Además, habrá otras actuaciones como el alumbrado, la limpieza de las zonas verdes, entre otras, aunque, desde el gobierno local prefieren ir paso a paso.

Eso sí, existe otra prioridad y es conseguir que el juez les autorice a desarrollar este plan de mejoras en toda la urbanización que depende de Pego, ya que en la actualidad no pueden hacerlo.

Este impedimento se remonta al enfrentamiento en el 2004 entre el consistorio pegolino y la empresa promotora, cuando una sentencia obligaba a dicha empresa a entregar la gestión de la urbanización al Ayuntamiento. Al intentar la cesión, el equipo de gobierno se encontró con una zona muy deteriorada y con graves problemas urbanísticos.

Por ello, solicitó al juez que instase a la promotora a correr con los gastos de reparación, así como la realización de todas las tramitaciones legales necesaria. Petición que el magistrado aceptó, aunque la empresa se negó y día de hoy, no ha llevado a cabo.

Ahora el consistorio está asumiendo los costes de las pequeñas reparaciones que se han realizado hasta la fecha, incluida esta última actuación, pero afirman que están remitiendo todas las facturas a la empresa. «Deben ser ellos los que corran con los gastos de las reparaciones que no hicieron en su día, sino lo hacen, llegará un momento en que pueden que se les embarguen bienes», matizaron. Pero desde la promotora afirman no tener liquidez para hacer frente a estos gastos y esgrimen, además, que ellos cumplieron con la cesión, por lo que los cargos de las reparaciones y otros trámites deben correr a costa del Ayuntamiento de Pego. Esta situación obligó al equipo de gobierno a no iniciar ninguna actuación en la zona.

Tras años de litigio, el gobierno local pudo hacerse cargo de una de las zonas de la urbanización «en la que se cumplen mínimamente las condiciones exigidas», y ya han solicitado poder actuar en el resto de la zona «para seguir con el proyecto y poder solucionar los problemas a todos los vecinos».