Las Provincias

Centros de Xàbia y Dénia inician programas contra el acoso escolar

Alumnos del Vicente Tena que participan en el programa TEI. :: LP
Alumnos del Vicente Tena que participan en el programa TEI. :: LP
  • El colegio Vicente Tena y el instituto Maria Ibars fomentarán el trabajo tutorado entre alumnos de diferentes edades a lo largo de curso

El acoso escolar es una de las lacras de la sociedad actual que muchos alumnos sufren en silencio. Por esta razón muchos centros educativos deciden tomar cartas en el asunto, como han hecho varios centros de la comarca. El colegio Vicente Tena de Xàbia y el IES Maria Ibars de Dénia han comenzado el proceso de implantación del programa TEI (Tutoría entre Iguales) este año académico.

Se trata de una estrategia educativa para la convivencia escolar, diseñada como una medida práctica para prevenir la violencia y el acoso escolar, y en el que está implicada toda la comunidad educativa.

Ambos centros implantarán el programa de forma progresiva. Este año lo realizarán unos y, poco a poco, irán sumándose otros cursos. El mensaje que quieren transmitir es de tolerancia cero con el acoso escolar o el 'bullyng', por lo que los objetivos se centran en informar, formar y conciencia de la importancia del programa.

Según explican desde los centros, «los alumnos deberán trabajar temas fundamentales para su crecimiento emocional, la autoestima, la asertividad, la empatía, la resolución de conflictos y la cooperación entre compañeros».

Desde el inicio de curso, los alumnos del Vicente Tena han estado informándose sobre la materia con una campaña de sensibilización. También se entregaron carnets a los tutores y sus tutelados, así como a los alumnos colaboradores. Desde la dirección del centro destacan los beneficios de trabajar las emociones de los niños y aprender a resolver sus diferencias. Aseguran, además, que de esta manera «serán ciudadanos que no podrán callar frente a una situación de maltrato o de desigualdad de poder».

El IES Maria Ibars vuelve a instaurar este programa por segundo año consecutivo. Según explican, la colaboración del alumnado «es máxima y el hecho de asumir responsabilidades dentro de su comunidad educativa les hace vivir el programa con más ilusión y compromiso».

En esta nueva edición, los alumnos de tercero de ESO son los encargados de tutorar y dar apoyo a los que cursan primero, desarrollando actividades conjuntas, «todas ellas destinadas a reforzar la seguridad y su autoestima».

Para los docentes del centro dianense, el juego cooperativo y la comunicación como herramienta fundamental para resolver sus conflictos son la base del programa.

Este año, además, también participarán en el programa los alumnos de Formación Profesional Básica. Estos estarán tutorados por alumnos del segundo curso del grado medio de Formación Profesional.

Apuntan desde el centro que los estudiantes con el papel de tutores «recibirán herramientas que podrán utilizar en el mundo profesional mientras que los más jóvenes tendrán la posibilidad de aumentar sus motivaciones académicas y crecimiento personal».