Las Provincias

Vecinos de Dénia denuncian la proliferación de ratones en calles y pisos del centro de la ciudad

La calle Colón de Dénia, zona en la que se quejan los vecinos de la proliferación de ratones. :: R. González
La calle Colón de Dénia, zona en la que se quejan los vecinos de la proliferación de ratones. :: R. González
  • Critican que el producto usado en la desratización no ha sido efectivo y exigen al Ayuntamiento que tome medidas para solucionar el problema

Vecinos de la céntrica calle Colón denunciaron la proliferación de ratones que sufren desde hace cerca de un mes. Los roedores salen, según apuntaron, del alcantarillado y no sólo pasean por los viales, sino que no temen a las alturas y han entrado hasta en un segundo piso.

En un principio, los afectados optaron por poner ratoneras para cazarlos o echar veneno para impedir que accedieran a sus viviendas, pero esas medidas no parecen frenar la presencia de esos pequeños mamíferos. Sabedores de que la empresa contratada por el Ayuntamiento de Dénia para realizar las labores de desinsectación y desratización actuó tiempo atrás, los vecinos apuntaron que quizá el producto utilizado este año es «poco eficaz» y reclamaron que el consistorio tome cartas en el asunto y actúe para poner fin al problemas porque «esto es una vergüenza».

Al parecer, comentaron, «los vemos por las calles pasear» y hay quienes no quieren salir de su casa por las noches para no cruzarse con los estos pequeños animales que salen en busca de comida. En ese sentido, incidieron en que en toda la calle Colón sucede lo mismo y que también se han detectado en Diana y Quevedo.

Según dijeron, no saben de dónde proceden estos roedores, si bajan del castillo, vienen de las alcantarillas o si campan a sus anchas en edificios y viviendas abandonados de la zona. Sea de donde sea, lo que exigieron fue una solución que acabe de forma efectiva con la plaga.

Una de las vecinas afectadas señaló que no puede resistir más esta situación porque les tiene «pánico». Es más, reconoció que no quiere abrir las ventanas de su vivienda, en un segundo piso, ni las puertas de la terraza por temor a que puedan colarse y criar.

Su malestar por la proliferación de estos pequeños mamíferos le ha llevado a no sólo poner ratoneras o veneno, que «ni siquiera prueban», sino que en la cocina extiende un poco de harina para poder detectar su presencia a través de las huellas que dejan al caminar sobre este producto.

Esta frecuente presencia de roedores se lleva notando durante un mes e incidió en que es necesario que se tome alguna determinación para que ella y el resto de vecinos vivan más tranquilos Según relató, desde septiembre ha cazado en su piso cuatro ratones y ayer tenía que acudir una empresa especializada en acabar con los roedores para ver qué tratamiento aplicar en su vivienda. Además, apuntó que está estudiando la posibilidad de presentarle después la factura de lo que le cobren al consistorio para ver si le reintegran el dinero.

Los afectados remarcaron que habían trasladado su malestar al consistorio. Sin embargo, el edil de Medio Ambiente, Josep Crespo declaró que desconocía esas quejas de las personas que residen en la calle Colón pero que iba a estudiar cómo darles solución.

Crespo se puso en contacto con la empresa que realizó tiempo atrás la desinsectación y desratización en Dénia. Según le dijeron, el producto empleado era el mismo de anteriores campañas, por lo que no sabían a que se debía la presencia de los roedores.

El edil subrayó que quizá estos animales procediesen de algún foco puntual de propiedades privadas abandonadas o en obras. Crespo descartó en caso de los trabajos en el carrer Sant Josep. También avanzó que, cuando el Ayuntamiento de Dénia proceda de forma subsidiaria al vallado de la estructura de la calle La Vía, paralizada desde hace años, y a la colocación de las redes de seguridad, hablarán con el juez para ver si al mismo tiempo pueden hacer una inspección del estado de esta edificación de la que sólo se construyó la estructura, y colocar trampas para las ratas y ratones.