Las Provincias

Una rotonda solucionará el punto negro de la avenida Joan Fuster en Dénia

Un accidente ocurrido el pasado julio en el cruce de la avenida Joan Fuster con la calle Diana. :: C Pastor
Un accidente ocurrido el pasado julio en el cruce de la avenida Joan Fuster con la calle Diana. :: C Pastor
  • El primer proyecto del Plan Confianza en ejecutarse en la ciudad será el asfaltado de calles, que comenzará el próximo lunes

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha aceptado la petición del Ayuntamiento de Dénia de cambiar el proyecto a realizar en el punto negro del entramado viario del cruce de Joan Fuster con la calle Diana. La propuesta incluida inicialmente en el listado del Plan Confianza marcaba una semaforización para mejorar la seguridad, pero el nuevo equipo de gobierno desestimó esa opción y se decantó por una rotonda para regular el tráfico. Y es esta última la solución escogida.

El alcalde de Dénia, Vicent Grimalt, anunció ayer que la Generalitat les había autorizado la sustitución. Según recalcó, eso implica que será el propio consistorio el que licitará las obras, algo que siempre reclamó el empresariado local.

El primer edil también apuntó que el proyecto final «irá un poco más allá de lo que es una simple rotonda», aunque de momento no avanzó los detalles. Lo que sí comportará será una reordenación del tráfico en un tramo importante de la avenida Joan Fuster, comentó la concejala de Territorio y Calidad Urbana, Maria Josep Ripoll.

El coste de la actuación se afrontará con una subvención del gobierno autonómico. Ripoll incidió en que una vez se apruebe, el ayuntamiento tiene dos meses para presentar el proyecto definitivo. Entonces la conselleria supervisará la propuesta para ver si hay alguna deficiencia que deba corregirse y, en cuanto dé el visto bueno, el ayuntamiento procederá a su licitación.

Respecto al tiempo que transcurrirá hasta que sea un realidad, el alcalde señaló que espera que a lo largo del próximo año esté acabada la rotonda para acabar con ese punto negro.

Pero la primera de las obras del Plan Confianza en ejecutarse en la ciudad será el asfaltado de calles, que comenzará el próximo lunes. Los trabajos se han planificado en dos fases. En primer lugar se actuará sobre el diseminado del Montgó, Les Rotes y Les Marines y parte del núcleo urbano, en concreto en Vía Láctea, un tramo del camí vell de Dénia a Xàbia, camí de Sant Joan, Lliri, Ginjoler, Bequeruda, Rap, Llatxa, Assagador de la Marjal, la fachada marítima desde la plaza de Benidorm hasta la Cruz Roja y la calle Calderón.

La segunda fase afectará al casco urbano. Se asfaltarán Jaume I, Montgó, Alicante, Xàbia, Adsubia, Sertorio, Pedreguer, Lepanto, Independencia y Ramón Ortega. La previsión es que los trabajos se desarrollen entre este mes y noviembre, y que como muy tarde estén acabados antes de final de año. Respecto al resto de proyectos del Plan Confianza hay siete en fase de licitación.

Por otra parte, ayer se reunió el gabinete del Plan General Estructural para trabajar en las propuestas desarrolladas por la Oficina Municipal de Planificación Urbanística. El documento incluye las propuestas desarrolladas en base a las directrices a largo plazo que avanzó el ejecutivo a principios de junio. También es está realizando un estudio del consolidado urbano. Además, incluirán las iniciativas factibles de los talleres EDUSI y las que surjan de la participación ciudadana.