Las Provincias

Suerte desigual para los equipos del Dénia Básquet en el debut liguero

  • El infantil se impuso al Montemar Alicante mientras que el junior cayó derrotado ante el conjunto del Pilar Valencia

Los equipos del Dénia Básquet Club comenzaron la liga con suerte dispar. Mientras el conjunto de la categoría infantil dirigido por Bernardo Sanz consiguió la victoria ante el Montemar Alicante por 64 a 52, el equipo junior que entrena Eduardo Clavero cayó derrotado ante El Pilar Valencia por 74 a 55.

Los infantiles debutaron en la categoría de máximo nivel autonómico consiguiendo superar a un rival que les puso las cosas bastante complicadas desde el primer minuto. El encuentro, disputado en el pabellón Joan Fuster, estuvo marcado por la intensidad de los contendientes, aunque el control del juego y también del marcador siempre estuvo del lado de los chavales dirigidos por Bernardo Sanz.

Los dianenses saltaron a la pista mentalizados en conseguir la victoria, sabiendo de la importancia que tiene empezar con buen pie el primer partido del campeonato. Además, el triunfo es mucho mayor ya que el equipo alicantino será uno de los rivales directos por la lucha por conseguir uno de los cuatro primeros puestos en esta fase de la liga, con los que se asegura el pase a la ronda autonómica y la permanencia en esta categoría.

En los primeros diez minutos del encuentro se notó el nerviosismo en ambas formaciones. Ninguno supo jugar suelto, estuvieron demasiado atenazados, la pelota quemaba en las manos de los jugadores. Hubo más errores que aciertos en este tramo del choque.

En el segundo cuarto los jugadores del equipo groguet serenaron sus ánimos y mejoraron mucho tanto en la faceta defensiva como en la atacante. Se buscó una mejor circulación de pelota y selección de lanzamiento. Así llegaron las primeras ventajas en el marcador y el Dénia Básquet se marchó al descanso con una renta importante de catorce puntos. Durante el tercer cuarto el conjunto alicantino apretó el acelerador buscando recortar las diferencias, aunque enfrente tuvieron a un grupo de jugadores que encontró la calma necesaria para conservar una diferencia siempre superior a los ocho puntos.

El intento de reacción alicantino se quedó en nada y el Dénia Básquet poco a poco volvió a tomar una ventaja tranquilizadora. Al final del tiempo reglamentario se impuso por doce puntos, 64 a 52.

Por su parte, los chicos del junior masculino comenzaron con mal píe su andadura en la máxima categoría del baloncesto autonómico al caer en la pista del colegio El Pilar Valencia por 74 a 55.

Los nervios jugaron un mala pasada a los groguets. Les costó mucho leer la defensa de su rival y al equipo le faltó mas continuidad en su juego colectivo.

En los dos primeros parciales del encuentro estuvieron a merced del conjunto valenciano. Los dianenses pese a jugar muy por debajo de su nivel se marcharon al descanso tan sólo ocho puntos abajo esto les daba esperanzas de cara a la segunda mitad del choque. A la vuelta a la pista buscaron incrementar su ritmo de juego pero su rival supo frenar el ánimo visitante. El control bajo los tableros siguió siendo del conjunto valenciano que marcó el ritmo de juego que más le interesó. Pese a los esfuerzos dianenses las cosas no cambiaron y al final del encuentro el resultado de 74 a 55 reflejó el mejor juego del equipo colegial.