Las Provincias

Greenpeace muestra su rechazo a que se construya una urbanización en la costa de Dénia

La ONG ambientalista Greenpeace mostró ayer su rechazo a una urbanización que se proyecta construir en primera línea de mar en la playa de Blay Beach, en Les Marines de Dénia. Según Pilar Marcos, una de las representantes del colectivo ecologista, señaló que es «una locura» construir en ese tramo del litoral que está erosionado.

Marcos recalcó que en Dénia, debido a los modelos de construcción del pasado, el 72% de la franja de los primeros 500 metros se encuentra urbanizada. En el caso del proyecto para Blay Beach, incidió en que cuando se edifica tanto tan cerca del mar se producen procesos de erosión del litoral, que es incapaz de amortiguar los temporales. Y, añadió, los aportes de arena a la playa ya no se producen de forma natural.

Cabe recordar que los vecinos trasladaron a la Corporación su oposición al proyecto durante el pleno de la pasada semana. Allí les explicaron que el paseo planteado requiere de permiso del ministerio y que para el edificio están a la espera del dictamen del Consell, pues en caso de ser afirmativo deberán darle la licencia si cumple la normativa.