Las Provincias

Un funcionario admite un desfalco de más de 200.000 euros de una cuenta judicial

Un funcionario admitió ayer en un juicio que se apropió a través de ocho familiares y amigos, también acusados, de más de 200.000 euros de una cuenta del antiguo juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Dénia. Los hechos, por los que la fiscalía pide provisionalmente para Vicente Andrés G.E. seis años de prisión, ocurrieron entre mayo de 2010 y noviembre de 2011, cuando el sospechoso trabajaba como interino en el juzgado con el cargo de tramitador.

El Ministerio Público sostiene que el funcionario se hizo con la clave de acceso a la Cuenta de Depósitos y Consignaciones de la que es titular el Ministerio de Justicia y libró «hasta 40 mandamientos de pago indebidos» para «obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial». El dinero, 203.255 euros, había sido consignado por terceras personas en esa cuenta para hacer frente a sus responsabilidades civil en casos penales o civiles tramitados por el juzgado mixto 1 de Dénia.

Sin embargo, acabó siendo cobrado en efectivo en oficinas de una entidad bancaria por familiares, conocidos y amigos de Vicente Andrés G.E., en detrimento de los legítimos beneficiarios y del Estado, que ejerce la acusación particular en la causa como titular de la cuenta desvalijada.

Esos ocho coacusados conocían la «falsedad» de los mandamientos de pago librados a su favor y colaboraron con el principal sospechoso en el fraude, según la fiscalía, que solicita para ellos penas que van desde los dos a los cinco años de cárcel.

Aunque en sus declaraciones durante la investigación el funcionario sostuvo que había actuado en solitario, a espaldas del resto de trabajadores, ayer cambió su versión e implicó a un oficial y a la secretaria judicial interina que denunció el fraude. Y exculpó a los otros ocho acusados tras manifestar que fueron «engañados» por él y desconocían el origen ilícito del dinero.