Las Provincias

Jornada de tablas para los equipos comarcales de Preferente

El Calpe defendiendo su portería en una jugada de ataque del Jávea. :: J. Zamora
El Calpe defendiendo su portería en una jugada de ataque del Jávea. :: J. Zamora
  • El derbi entre el Jávea y el Calpe se zanja con 1 a 1, en el Dénia-Benigànim no se mueve el marcador y el Pego arranca un valioso punto en Gandia

La jornada en Preferente se saldó con tablas en los encuentros con participación de equipos de la comarca. En el derbi entre el Jávea y el Calpe, que acabó con 1 a 1, el reparto de puntos les supo a poco a ambos. Dénia y Benigànim empataron a cero en un partido muy físico y el Pego sumó un valioso punto en su visita a la UE Gandia.

El campo municipal de fútbol de Xàbia fue el escenario donde el equipo local y el Calpe empataron a uno. Ninguno de los protagonistas está en su mejor momento ya que ofrecieron muy poco fútbol, esto también se reflejó en la asistencia de aficionados, ya que pese a tratarse de un derbi comarcal hubo demasiado cemento en la grada.

El resultado final se puede considerar que fue muy justo dado que ninguno de los contendientes fue mejor que el otro. Las fuerzas estuvieron niveladas en el arranque del choque. Poco a poco fueron los locales quienes comenzaron a llegar con desplazamientos largos al área visitante.

Después del primer cuarto de hora, el Calpe comenzó a tener más posesión. Con el paso de los minutos el juego se fue embarullando, con muchas faltas en la parcela central que impidieron que se pudiesen ligar dos jugadas seguidas. La ocasión más clara para el equipo local que dirige Antonio Villaescusa fue para Faye, que disparó al lateral de la red cuando tuvo un remate franco para haber batido a Adrián.

En la reanudación el equipo rojiblanco salió mejor. El primer tanto llegó en el minuto 72, cuando Pato lanzó una falta en la frontal del área, alojando la pelota en la escuadra de la portería local defendida por Edu.

Despertó Michael y de sus botas comenzaron a llegar las mejores acciones ofensivas del Jávea. Un error garrafal del cancerbero local estuvo a punto de significar el 0 a 2 pero el remate de Pato lo sacó Marcos en la misma línea de gol. En la siguiente jugada llegó la igualada, Michael puso un buen balón que Petu acertó a rematar.

Por su parte, el Dénia sigue sin encontrar su manera de doblegar a los equipos que visitan el Diego Mena y que se encierran en su propio campo. Frente al Benigànim el empate a cero fue una muestra de que al juego dianense le falta más imaginación y movilidad. Al equipo que dirige Juan Carlos Signes, le falta el canalizador de juego que tenga la suficiente imaginación para romper a una defensa ordenada.

Durante la primera mitad apenas hubo entradas por bandas. Más bien se jugó a lo que el equipo visitante propuso, mucha intensidad y sobre todo juego de choque. Una de las acciones que pudo marcar el encuentro llegó cuando el delantero visitante Francesc agredió claramente y sin balón por medio al central dianense Nico. El colegiado, cuando todos esperaban la cartulina roja, castigó la agresión simplemente con amarilla. Y en el minuto 66 no sancionó con pena máxima un agarrón a Panucci dentro del área.

Y el Pego empató a uno en el Guillermo Olagüe de Gandia. Álex marcó por los locales. Y pasada la media hora, un tiro de Robles, aparentemente sin peligro, se envenenó sorprendiendo al cancerbero local que se tragó este disparo que significó el tanto de la igualada.