Las Provincias

La cocina bávara más típica en la Oktoberfest

La cocina bávara más típica en la Oktoberfest
  • Los festeros preparan 3.000 litros de cerveza y la degustación de platos típicos alemanes

El alcalde de Teulada Moraira, Carlos Linares, pinchó de nuevo el primer barril de la Oktoberfest 2016, y ya van cinco ediciones de fiesta bávara en Moraira. En este turístico municipio, las comisiones de fiestas de la Mare de Déu dels Desemparats y la de Sant Vicent, aúnan esfuerzos para vivir la tradición alemana más internacional.

Una cita festiva y gastronómica para saber de la cocina típica alemana y, sobre todo, degustar la cerveza Paulaner. La rubia de trigo original de esta fiesta de Munich que se celebra desde 1810, y de la que hay preparada más de 3.000 litros para consumir durante este fin de semana en Moraira.

A las 9.30 horas abrirá ininterrumpidamente hoy y mañana domingo la carpa instalada en el aparcamiento de Les Sorts y no cerrará hasta la madrugada. Porque dentro del recinto correrá la cerveza, la música y los platos más suculentos para el disfrute de los asistentes que se acomodarán en las 58 mesas instaladas con capacidad para 40 personas cada una de ellas.

Un operativo formado por 60 personas, (los festeros de Teulada y Moraira), se encargará de servir los platos a los miles de comensales que se esperan a lo largo de todo el fin de semana.

En años anteriores, sólo en la noche del sábado se sirvieron alrededor de 600 cenas, recuerda Joselina, la presidenta de la Comisión de la Mare de Déu dels Desemparats de Moraira. Así que la diversión está más que garantizada.

Para que todos disfruten de la fiesta en su estado más puro, la comida la servirá una empresa de catering que cocinará allí cada uno de los 10 platos tradicionales.

Cumpliendo con las tradiciones, en la Oktoberfest de Moraira no faltarán las salchichas (wurst) que tienen un importante papel en la cultura culinaria de Alemania. Las hay de sabor más suave, que son las que provienen de Frankfurt; asadas, como las preparan en Nuremberg; o blancas, más típicas de la zona de Baviera.

Ensaladas

Las ensaladas también estarán presentes en la cocina, preparadas con pasta o patata y condimentadas con carne, embutidos, las siempre presentes salchichas y con una gran variedad de salsas.

Respecto a las carnes encontraremos las chuletas de cordero, el famoso codillo, las manos de cerdo, las albóndigas y unas pequeñas hamburguesas de carne picada a los que llaman frikadellen. Todo con guarnición de ensalada alemana, chucrut, o patatas fritas o cocidas (las omnipresentes kartoffel).

Y siempre con esta cerveza especial para la fiesta que ayuda a la digestión de estos potentes platos que trasladan durante unas horas a los comensales hacia los ambientes y sabores de la región de Bavaria.

Para rematar la degustación, hay que pedir postre y no puede faltar el más conocido, el pastel de manzana, conocido como apfelstrudel. Una delicia de la repostería alemana.

La fiesta en el Oktoberfest de Moraira acaba cada noche a la española, con un servicio de bar y música hasta que el cuerpo aguante y servido por los festeros de esta población con un gran número de residentes extranjeros.