Las Provincias

El Jávea regresa de Oliva con un empate que a los rojiblancos les sabe a poco

  • El Pego sigue sin ganar en el inicio de la nueva temporada y pierde en casa ante el Atzeneta por 0 a 2

La expedición del Jávea regresó con un punto que les supo a poco por los méritos realizados en el partido que disputó en el campo del Morer de Oliva. El empate a uno que reflejó el marcador al finalizar el encuentro no fue justo ya que los rojiblancos merecieron algo más. El equipo de la Marina Alta superó con notable claridad a un rival que llegó a esta cuarta jornada de liga como líder.

Las cosas comenzaron muy mal para los xabieros. A los pocos segundos de comenzar el choque fueron castigados con una pena máxima. El derribo de Marcos sobre Falquet fue claro y el árbitro señaló el penalti que el propio Falquet se encargó de marcar.

A partir de ese momento los xabieros se adueñaron del balón y comenzaron a gestar peligro sobre el área de la portería defendida por Juan. Una de las ocasiones claras de los rojiblancos para haber igualado el choque la tuvo Faye, pero su tiro no encontró el gol. Después fue Michael quien remató de cabeza, este mismo jugador tuvo otra clara pero su disparo se fue por arriba del travesaño.

El tanto de la igualada llegó en el minuto 32, en pleno dominio visitante. Un balón bombeado sobre el área del Oliva no fue despejado por la zaga local, que dejó el esférico franco para que Gervasio, con su pierna izquierda, lanzase un tiro que hizo inútil la estirada del portero del Oliva. Fue un justo premio al mejor juego del equipo visitante.

Después de este tanto el Jávea no bajó su ritmo. Antes del descanso el colegiado no quiso señalizar un claro penalti en el área local al ser derribado Faye.

En la segunda mitad el control del juego siguió siendo de los rojiblancos, pero la falta de acierto evitó que sumaran los tres puntos que mereció por juego.

Por su parte, el Pego sigue sin ganar después de cuatro jornadas. En esta ocasión y en casa, el Atzeneta no le dio opciones de hacerlo ya que en los primeros once minutos del partido finiquitó el mismo anotando dos goles, marcados por David Pascual y Lucas Bou. Después el marcador no se movió.

El equipo de la Vall d'Albaida salió desde el inicio imprimiendo una marcha más que su rival. En todas las acciones los jugadores visitantes superaron a los pegolinos.