Las Provincias

'KILL YOUR DARLINGS'

Los he matado. Lo confieso. Ojalá no hubiese tenido que hacerlo pero, tras darle muchas vueltas, supongo que no he tenido otra solución. La frase 'kill your darlings' pertenece al contexto de la escritura creativa y recuerdo que la primera vez que la oí sentí un escalofrío. La traducción literal sería algo así como «mata tus cariños» aunque tiene difícil traducción al castellano. Recuerdo haber relacionado inicialmente su significado con algún tipo de patología asociada a escritores a quienes se les ha ido la pinza durante el proceso creativo, o algo por el estilo.

Nada más lejos de la realidad. Originalmente acuñada por el escritor William Faulkner, se refiere a eliminar aquellos fragmentos del texto que te encantan pero que no aportan nada en absoluto a la historia y que pueden incluso funcionar como distractores del sentido general del texto. Más tarde, el célebre autor de novelas de terror Stephen King vuelve a retomar la cita en su obra 'On Writing', en la que nos aconseja de nuevo «cuando escribas kill your darlings, kill your darlings, kill your darlings».

Yo tengo que reconocer que soy reincidente, prácticamente una asesina en serie, si me paro a pensarlo. Es algo que suele suceder cuando escribes a menudo. Me ha pasado hasta con la tesis doctoral. Párrafos enteros sobre los que has buscado bibliografía, te has documentado y plasmado por escrito y que tienes que acabar sacrificando porque, por bonitos que hayan quedado, se desvían del sentido original, alejándote del objetivo de tu investigación.

Y no puedo evitar pensar que el concepto es aplicable a muchas otras facetas de la vida. Actitudes, manías, formas de pensar y conductas a las que nos aferramos, porque llevan demasiado tiempo con nosotros y les tenemos cariño, pero a las que es mejor renunciar puesto que no aportan nada a esa novela que construimos nosotros cada día y que es nuestra vida. Y no solo no aportan nada, sino que nos entorpecen y dificultan el camino.

Por eso, en la vida, como en la escritura, 'kill your darlings'.