Las Provincias

L'escaldà, una tradición integradora

Alumnos del Centro Ocupacional y del colegio Pare Pere que participaron en 'l'escaldà'. :: R. González
Alumnos del Centro Ocupacional y del colegio Pare Pere que participaron en 'l'escaldà'. :: R. González
  • El Centro Ocupacional La Xara participa en la elaboración de la pasa en Jesús Pobre

No es sólo una tradición con más de tres siglos de historia en Jesús Pobre, 'l'escaldà' se convirtió ayer en un elemento para favorecer la integración. Medio centenar de alumnos del Centro Ocupacional La Xara tuvieron la oportunidad de conocer el proceso de elaboración de la pasa y, además, participar en él de forma activa gracias a la iniciativa organizada por la Associació de Veïns de Jesús Pobre y la Eatim.

Fani, Diego y así hasta cincuenta jóvenes que acuden al centro para las personas con discapacidad intelectual dejaron por un día su actividad habitual para descubrir cómo la uva se transforma en pasa. Y junto a ellos estuvieron un grupo de alumnos del colegio Pare Pere. Todos juntos disfrutaron de una jornada especial y enriquecedora.

La actividad se inició con un visionado del vídeo que elaboró la Eatim cuando pidió a la Conselleria de Cultural que su 'escaldà' se declare BIC Inmaterial. Con él, los alumnos aprendieron el proceso que debe seguir la uva para convertirse en pasa. Luego visitaron el Riurau del Senyoret para conocer la arquitectura rural vinculada a este proceso.

Tras el almuerzo, llegó el esperado momento. Con el fuego listo y la caldera en su punto, las uvas se introdujeron en el preparado con sosa cáustica y varias hierbas. Los escolares contaban el tiempo que estaban sumergidas y tras pocos segundos se sacaban y se depositaban sobre el cañizo. Allí ayudaron a repartirlas tras comprobar que la piel estaba cortada, cogiéndolas siempre «por el rabito para no quemarse las manos», como les explicaba el alcalde de Jesús Pobre, Javier Scotto.

Y les recordaba que todavía no se podían comer. Había que esperar seis días a que el sol hiciera su trabajo y se secasen. Todos atendían con gran interés y las esparcían con delicadeza.

Finalmente, sobre una mesa depositaron las pasas ya listas de 'l'escaldà' del pasado 28 de agosto. Y los alumnos del Centro Ocupacional y del colegio Pare Pere procedieron a 'triar la pansa' y a depositar en una bolsita los granos para llevárselos a casa. En el caso de Diego, llevaba un buen puñado porque las pasas se las iban a comer él y su padre.

Todos, con una gran sonrisa en la cara y una bolsita de recuerdo de 'l'escaldà', regresaron al centro para retomar la rutina habitual tras haber vivido en primera persona una experiencia nueva y muy grata.

La directora del Centro Ocupacional La Xara, Ana Zambrano, destacó que la propuesta de hacer esta 'escaldà social' había sido una gran idea tanto por su función integradora como por haberles permitido conocer una costumbre que ellos desconocían. Según remarcó, los 50 alumnos que habían acudido estaban «encantados» por poder hacer cosas nuevas fuera del centro y con otras personas y se les veía «animados y con ganas de participar».

Luego, esta actividad se plasmará en el boletín que tienen para mostrárselo a los padres.

Javier Scotto también incidió en lo «positivo» de esta propuesta porque «cualquier manifestación cultural, tradición o costumbre debe tener una vertiente integradora». En el caso de 'l'escaldà', incidió en que desde la Eatim y la Junta Vecinal se ha impulsado y protegido esta tradición, pero «nos faltaba que fuera un acto que englobase a todos».

Por su parte, la presidenta de la Associació de Veïns de Jesús Pobre, Mª Rosa Costa, recalcó que era una iniciativa interesante y que habían dejado por un momento sus quehaceres diarios para mostrar a los alumnos cómo se elabora la pasa de forma tradicional.