Las Provincias

Xàbia busca fórmulas para ayudar a todos los afectados por el incendio

Un medio aéreo durante las labores de extincion del fuego en la zona de Xàbia-Benitatxell. :: tino calvo
Un medio aéreo durante las labores de extincion del fuego en la zona de Xàbia-Benitatxell. :: tino calvo
  • El alcalde rechaza solicitar al Gobierno la declaración de zona catastrófica porque es «poco realista y operativo»

El Consistorio estudiará en los próximos días qué tipo de medidas puede asumir para ayudar a los afectados del incendio de les Cansalades-Granadella y cuáles serán las primeras acciones de urgencia en el terreno público quemado para favorecer su óptima recuperación.

Hoy habrá junta de portavoces para analizar la situación vivida en los últimos días y empezar a plantear vías de acción.

El alcalde, José Chulvi, apuntó la clara voluntad de ayudar y «además contamos con la experiencia del incendio del Montgó, ocurrido hace dos años, o la riada del 2007, lo que nos hace estar seguros que acciones como pedir al Gobierno ayudas asociadas a la declaración de la situación como de emergencia o naturaleza catastrófica es poco realista y operativo».

Y es que este decreto, por ejemplo, regula las ayudas económicas bajo criterios como que la propiedad dañada sea la vivienda habitual de los propietarios (algo que no se cumplirá en la mayoría de los casos, ya que muchas son segundas residencias) o las limita a que los beneficiarios tengan una renta máxima.

Además, reseñó que Xàbia es un municipio turístico y «necesitamos que la gente nos visite, por lo que equiparar Xàbia a una zona catastrófica es vender una imagen negativa y creo que poco real».

El primer edil apeló a la tranquilidad, a la reflexión y a actuar sin precipitación y, al igual que tras el incendio en el Montgó, «no se actuará por impulsos, sino que se analizará toda la situación antes de instrumentar medidas, para que estas sean rápidas y realmente útiles para los afectados».

Por el momento, los servicios municipales se están centrando en el asesoramiento para que se tramiten los seguros o para conseguir el restablecimiento de los servicios básicos, además de atender las constantes emergencias que se han activado esta semana. De hecho, recordó que «todavía tenemos dos incendios activos en el municipio, se ha tenido que actuar en otros de menor calado (como en zonas como Les Valls o el Saladar en la tarde del martes o El Rafal, bajo del cap de Sant Antoni, esta mañana) y no hemos podido ni saber el verdadero alcance de los daños en la parte privada, ya que muchos propietarios que son de fuera ni siquiera han podido ir a comprobar el estado de sus casas».

Antes esto, pidió poder marcar los tiempos para analizar acciones como las bonificaciones a los afectados (a los que les vaciaron piscinas o utilizaron como puntos de suministro los efectivos antiincendios) que tiene previsto ofrecer Amjasa en la factura del agua de este mes, como ya se hiciera en el incendio del Montgó.

Además se estudiará cómo actuar en las zonas públicas, con planes de emergencia o de empleo, pidiendo ayuda a otras administraciones y siempre en coordinación con la Conselleria de Medio Ambiente, que ha comprometido participar en la política forestal y la regeneración de la Granadella para convertirla en más resistente ante posibles futuros incendios.