Las Provincias

La Diputación defiende la viabilidad del Tren de la Costa con un estudio de la UA

El profesor Armando Ortuño desglosa las alegaciones sobre el informe del Tren de la Costa que se presentarán a exposición pública. :: LP
El profesor Armando Ortuño desglosa las alegaciones sobre el informe del Tren de la Costa que se presentarán a exposición pública. :: LP
  • El presidente del gobierno provincial apuesta por esta infraestructura porque generará empleo, propiciará el desarrollo y vertebrará el territorio

La Diputación de Alicante expondrá una batería de alegaciones al estudio elaborado por el Ministerio de Fomento en el que se rechaza la ejecución del Tren de la Costa por considerar que esta infraestructura no es rentable. El presidente del gobierno provincial, César Sánchez, presentó ayer la nueva propuesta de la institución para poner en marcha este servicio que, según recoge el documento elaborado por la Universidad de Alicante (UA), sería viable y rentable social, empresarial y económicamente.

El profesor de Urbanismo, Ordenación del Territorio y Transporte de la UA, Armando Ortuño, autor del texto que recoge las nuevas propuestas de trazado y de estaciones, fue el encargado de desglosar las alegaciones que se presentarán a exposición pública y que incluyen mejoras sustanciales, así como el replanteamiento de la reordenación ferroviaria respecto al proyecto esbozado inicialmente, cuyo estudio informativo ha desembocado en un rechazo a la propuesta.

El informe del Ministerio de Fomento señala que ninguna de las cuatro fases previstas en el proyecto del Tren de la Costa es rentable desde el punto de vista financiero y socioeconómico, motivo por el que desaconseja su ejecución. Esta es la conclusión que la Diputación quiere que se revise mediante un pormenorizado listado de alegaciones, un trabajo que, según califica el presidente, «es riguroso, serio y con el aval de la universidad».

Sánchez subrayó que esta infraestructura, que conectaría Alicante y Valencia por el litoral, y cuyo trazado discurriría en algunos tramos paralelo a la AP-7, «es una justa reivindicación histórica de la provincia y de la Comunitat Valenciana», al tiempo que defendió «la necesidad de esta iniciativa que generará empleo, propiciará el desarrollo económico y turístico y vertebrará el territorio».

En las alegaciones planteadas se aportan cuatro ejes básicos en los que se sustenta el éxito de esta nueva propuesta, factible y rentable. El primer elemento incide en que el reelaborado plan permitirá mejoras sustanciales con respecto al original, ofreciendo una solución de futuro definitiva a las conexiones del área metropolitana de Alicante, su nexo de unión con el aeropuerto y con Elche, así como una nueva estación en Benissa, puesto que no había ninguna parada entre Dénia y Benidorm.

En el documento se apuesta también por construir primero el tramo Alicante-Benidorm, considerado el de mayor demanda y el más rentable, en lugar de iniciar las fases de Silla-Gandia hasta Oliva, dejando para 2025 la tercera etapa de la conexión.

Por otra parte, en su disertación, Ortuño estimó la demanda del tren de la costa en cifras muy superiores a las que se estable en el estudio informativo del Ministerio. Sólo la estación de Benidorm supondría un tráfico de 2 millones de pasajeros al año, frente a los 860.000 estipulados en el documento gubernamental. El recorrido establecido en este nuevo documento del Tren de la Costa implica a 22 localidades alicantinas en las que habita cerca de un millón de personas, entre ellas Benissa, Calp, Dénia, Gata de Gorgos, Ondara, Pedreguer y El Verger.

Según el presidente, «se trata de municipios que necesitan una mejor conexión con sus poblaciones vecinas y una vertebración real con las comarcas valencianas».

Por su parte, Compromís en la Diputación denunció la «hipocresía» en esta presentación. Gerard Fullana recalcó que «no deja de ser sorprendente ser espectador de un acto en el que se reivindica una inversión que el PP ha votado siempre en contra cuando se ha presentado como enmienda a los presupuesto del Estado en los últimos años».